Pasión de Gavilán

Este 5 de julio, Gavilán presenta en Casa Kilele su exposición Eterno impulso, un proyecto que se suma a su trayectoria como cartelista, ilustrador y muralista. ¿Qué fuerzas impulsan el vuelo creativo de Daniel Martínez?

GAV2

separador

La caza
“El gavilán macho se esmera en la alimentación de las crías y la madre hasta que
estas puedan volar, cerca de los 30 días de nacidas”,
 Mis animales


“El nombre ‘Gavilán’ viene de lo importante que es para mí el cuidado de mi familia, pero no es un cuidado desde el nido sino saliendo a cazar por los suyos. Eso es lo que he hecho varias veces en mi carrera: asumir el riesgo de salir a cazar lo desconocido, lejos del nido”. Al escuchar su  acento pastuso no resulta fácil pensar que se trata de un artista caleño con un trabajo gráfico que hace eco del lowbrow californiano. En paredes, carteles y merch, los proyectos de Daniel Martínez, Gavilán, conjugan la astucia comunicativa del publicista con el vuelo creativo de un ilustrador entregado a su pasión.

Las dos fuentes, la creativa y la práctica, han acabado por consolidar su voz como autor, después de convivir en permanente tensión desde los inicios de su carrera. Antes de llamarse Gavilán, Daniel estudió mercadeo y publicidad, y pasó por varias agencias creativas y de diseño. Abandonó la academia y optó por aprender por su cuenta; dejó las agencias y se lanzó al vértigo del freelancer.

GAV7

separador

La visión
“Tiene alas cortas y redondeadas en el borde, y la cola un poco más larga; estas dos características
le permiten un vuelo rápido y efectivo para la caza de presas.
Los ojos amarillos y dilatados en el centro le otorgan la mirada atenta y penetrante que le caracteriza;
para quien lo mira da la impresión de que el gavilán lo ve todo”,
Mis animales


De experimentar el placer diario de dibujar, Daniel pasó a enfrentar los retos prácticos de la independencia: la necesidad de verlo todo por sí mismo. En ese punto entendió que para trabajar por su cuenta no solo necesitaría talento, sino también disciplina y autogestión: pensar en sí mismo como una empresa completa, incluidas las áreas creativa, financiera y de recursos humanos. Desde tener la idea y ejecutarla, hasta conseguir los proveedores y el espacio; desde organizar sus cuentas y buscar alianzas, hasta hacer networking, casi siempre entre amigos con intereses afines.

Siempre lleva una libreta en la que toma notas. De esos conceptos pasa a una fase de moodboard en la que revisa referentes, paletas y composición, todavía de manera muy esquemática. El paso siguiente es bocetar, un proceso que recientemente hace directamente con colores para tener una visualización más rápida de lo que digitalizará y trabajará en el iPad.

El final del proceso vuelve de lo digital a lo análogo y lo enfrenta a esa materialidad que disfruta: “Yo soy muy mañoso con la impresión, con todo el aspecto del sustrato y los procesos. Es algo a lo que contribuye tanto mi background en BTL, donde uno trabaja mucha producción de piezas y aprende que los artes toca pensarlos en función de la impresión, y también gracias a mis años trabajando en talleres”.

GAV4

En 2015, comenzó a trabajar una serie de fotos antiguas, interviniéndolas con ilustraciones. Sobre las imágenes en blanco y negro de skaters y paseos familiares, agregó trazos coloridos que jugaban con la solemnidad del blanco y negro. En un momento en el que aún no había afinado la línea, este recurso le permitía crear mientras aprendía.

“En realidad usaba las fotos para completar mucho de lo que todavía no sabía dibujar. Yo no me varo por no saber cómo trazar una posición del cuerpo, busco la manera. La publicidad me aportó esa facilidad para ser recursivo: no sabía bien cómo dibujar ciertas cosas, pero la foto me daba esa base y a partir de ahí podía completar con lo que realmente quería hacer con mi línea”, explica.

GAV5
separador

El vuelo solitario
“El gavilán vuela solo, siguiendo corrientes de aire ascendente mientras
realiza aleteos rápidos que alterna con planeos cortos”,
Icesi


A diferencia del gavilán, Gavilán no vuela solo. Siempre agradecido con el trabajo colaborativo, además de hacer parte de los colectivos La Secta y PSM, ha compartido experiencias como la de vivir y trabajar en un taller junto al artista Marcelo Castellani y el ilustrador Hey Bro!, o la iniciativa de fundar Taller 108, el espacio de serigrafía que creó junto a su hermano Terco, y con Cale y Caverna. En cada momento de su formación también ha contado con el apoyo de experimentados colegas del medio como EnkaDiantres,Pöl y Garavato.

También de manera colaborativa, Daniel comenzó su primer proyecto estructurado en 2015. Se trataba de la revista Surcrónico, un experimento editorial que creó con el colectivo La Secta para incursionar en el mundo del fanzine. Junto a su amigo y colega Dohs empezó una serie de investigaciones en torno a la cultura de Nariño, que serían ilustradas por artistas invitados.

La primera edición (2015) giraría en torno a los mitos y leyendas de la región; la segunda entrega (2016) sería sobre recetas típicas del departamento, como las empanadas de añejo, el helado de paila y los lapingachos; y la tercera (2018), producida durante una residencia con Colmillo, sería sobre música e incluiría bandas pastusas de su generación, como Bambarabanda, Tunda Barahunda y Los Ajíces. Este proyecto les ha permitido resaltar el material intangible de Nariño, hacer experimentos gráficos (como piezas en 3d a la antigua, con gafitas y todo) y, en especial, trabajar de la mano con artistas amigos como Juan Sin Miedo, Los Naked y Pegatina.

GAV13
separador

El oído

“El oído de las aves es estructuralmente similar al humano. Sin embargo, estas escuchan con mayor resolución y tienen un sentido de la audición mucho más sensible. Son capaces de reconocer una nota combianda con armonías”, Paradais Sphynx


La tercera edición de Surcrónico se acerba a un tema transversal en el trabajo y los intereses de Daniel Martínez: la música. En este punto es importante subrayar que en cuanto a la agudeza del oído, Gavilán es más cercano a los humanos que a las aves. Siempre ha querido tocar un instrumento, pero no se le da.

La frustración de amar la música y ser negado para interpretarla lo ha llevado a acompañar a sus amigos músicos desde su talento gráfico. “Entre otros, he trabajado la gráfica de Aerophon, Tsh Sudaca, GhettoKumbé, Andrés Guerrero, Stan Mc, Crew Peligrosos y Youssoupha; por mi cuenta, le he enviado trabajos a Alcolirykoz, Apache, Kendrick Lamar, Mucho Muchacho, y me gustaría mucho trabajar algo para Molotov”, afirma.

Aunque Daniel se siente muy cercano al hip-hop, su exposición Polifonías (2015) reúne piezas inspiradas en el punk, la salsa y el merengue. “Uno quisiera que todo fuese rap y punk, pero la verdad es que no es eso con lo que crecimos, sino con la música de las tías en la radio de la casa: plancha, salsa romántica, merengues. Toda la música me toca en algún punto. Me siento cercano a todo lo que me transmita algo y la música marca el ritmo del trabajo; también lo hace el silencio cuando uno está saturado. Algunos trabajos se ven como sonaron”.

GAV14

separador

La pasión

Si bien Daniel se ha movido cómodamente entre el diseño editorial y la ilustración, su trabajo más reconocido ha sido como cartelista. “Tengo presente la premisa de siempre probar algo nuevo, pero tengo claro que a mí lo que más se me da es el cartel: esa forma de pensamiento para comunicar, que me viene de la publicidad y el mercadeo, me ayuda a resolverlo rápido”.

En cuanto a los muros, otra parte de su trabajo que le ha merecido reconocimiento, para él se trata de una forma de descansar haciendo lo que le gusta, “es algo que ocupa mi tiempo libre, mientras la ilustración es lo que me da de comer”, agrega.

GAV6

La capacidad de gestión que tuvo que desplegar desde sus primeros proyectos, lo ha puesto al frente de iniciativas exitosas de la mano de esa red de amigos con los que siempre trabaja. El evento de stickers Tome pa’ que pegue, en el que colaboró con su amigo pastuso Javier Sánchez, convocó en su primera versión a unos pocos asistentes en Casa Tres Cruces, al año siguiente pasaron a Candelario, un espacio de dos pisos que les quedó pequeño: esperaban 800 asistentes y llegaron 1800, tombos incluidos. “El segundo día nos tocó pasarnos al Parque Nacional. Eso solo confirma que la gente sí quiere más eventos como estos”, afirma.   

Su proyecto más reciente en esta línea es la exposición Eterno impulso, que inaugura el viernes 5 de julio en Casa Kilele (Calle 28a #16a-31). Se trata de una muestra de 13 piezas entre las cuales hay carteles en litografía, serigrafía y pintura en acrílico, aerosol y vinilo. “El tema de la exposición son los sucesos que lo hacen crecer a uno. Un ciclo de vida y muerte que te va haciendo más fuerte”.

Más fuerte: el reto diario de la independencia, la motivación del trabajo en equipo, la doble naturaleza de artista y publicista, y la intensidad de una pasión han garantizado el largo vuelo de este Gavilán.

65939616 2549308558433098 1778600662272049152 o
separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR
 
 

Relacionados

Cargando
CARGAR MÁS Cargar más