Lo que necesita saber si va a estudiar a Bogotá

Si ya tomó la decisión de dejar su ciudad para estudiar en Bogotá, se matriculó en la universidad y está haciendo maletas, esta guía básica -escrita de primera mano por alguien que ya pasó por ahí- le ayudará a navegar el primer semestre de universidad en Bogotá como un experto.

separador

Cuando estaba en el último año de colegio, estudiar en Bogotá era mi sueño. No sabía qué quería estudiar, ni en qué universidad, pero lo que había escuchado desde que era pequeña era que Bogotá, por ser la capital, es la ciudad donde pasan las cosas importantes. Me armé de valor, me presenté a una universidad, pasé e intenté demostrar de todas las formas posibles que ya era una adulta, que podía irme a la gran ciudad a vivir sola.

Lo que no sabía era que mudarse a una ciudad nueva puede ser abrumador, mucho más si apenas se está empezando la universidad, mejor dicho, la primera adultez.

Pero tranquilo, no todo deben ser pesadillas. Aquí le cuento qué debe tener en cuenta si vive en otra ciudad del país y su plan es ir a estudiar a Bogotá.

ILUSTRACION 1
¿Qué hay que hacer antes de irse del Hotel Mamá?

Primero debe saber de cuánto dinero dispone. Esto es importante para decidir dónde vivir, con quién y cuánto gastar en mercado, fotocopias y salidas a rumbear. También para saber si es necesario conseguir un trabajo de medio tiempo, en caso de que sus papás no puedan correr con todos los gastos de manutención.

Recuerde, tenga siempre presente, no olvide: Bogotá es una ciudad cara. Hay maneras de ahorrar dinero, sí, pero es la ciudad más cara del país.

La ropita

Si viene de una ciudad con un clima diferente al de Bogotá, debe pensar en comprar ropa que pueda usar para ir a la universidad y no sentir frío: un par de chaquetas grandes, jeans y zapatos cómodos para caminar y montar en transporte público pueden ser un buen inicio. Con los constantes cambios de clima a lo largo del día, lo más recomendable es vestir con varias capas de ropa que se pueda quitar o poner según la necesidad.

Los útiles para la universidad

Finalmente, como lo que quiere hacer es estudiar, es importante comprar los útiles que usará para su primer semestre. Los horarios en la universidad no son como en el colegio, normalmente no hay clases seguidas y cambiarán según los días, por esto lo mejor que puede hacer es no cargar con tantos útiles y estar cómodo.

Una buena opción es tener un folder argollado en el que pueda ir agregando hojas a medida que necesite, lo mejor es que a final de semestre puede guardar sus apuntes más necesarios y reutilizar el folder para el siguiente semestre.

Guarde plata para fotocopias, por favor. Nada de gastársela en Chocoramo o guaro.

También, debe pensar en comprar un computador portátil si no tiene uno ya. Aunque en las universidades suele haber servicio de préstamo de computadores, habrá días (y noches) en los que tendrá que hacer tareas en su casa. Para esto, lo más importante es identificar las necesidades de su carrera, si solo necesita escribir ensayos o si en cambio necesita descargar programas especializados, ya que así podrá saber qué tipo de computador debe comprar (los precios varían según las características del computador entre $900.000 y $4.000.000).

¿Cómo escoger vivienda?

Lo primero que debe pensar es en qué lugar de la ciudad quiere vivir. Para tomar esta decisión, debe tener en cuenta varios factores: que tenga cerca estaciones de Transmilenio o vías en las que pueda acceder fácilmente al transporte público, ya que lo ideal es que no le tome mucho tiempo llegar de la casa a la universidad, y además, que tenga a la mano tiendas, supermercados y droguerías para cualquier emergencia. Todo esto a un precio razonable.

En Bogotá existen varias opciones de vivienda: puede arrendar un apartamento o vivir en residencias estudiantiles. Cuando estaba claro que me iba a Bogotá, mis papás decidieron que lo ideal era que viviera en una residencia en la que me hicieran la comida y lavaran mi ropa, ya que yo no sabía ni fritar un huevo. Esta opción es ideal si usted aún no se siente preparado para asumir estas responsabilidades, además, los cuartos ya están amoblados, así que reduce los gastos al no tener que comprar cama, sillas y escritorio.

ILUSTRACION 2

Residencias

Algunas residencias que prestan estos servicios en Bogotá son City U (cerca a la Universidad de los Andes, el Externado y el Rosario), con precios entre $900.000 y $2.215.000; Casas El Alto (en Chapinero alto) con precios entre $1.000.000 y $2.000.000, o Casaloma, que también se encuentra en Chapinero y está cerca a universidades como la Javeriana, la Católica y la Piloto.

¿Arrendar un apartamento?

Si lo que quiere es empezar su vida adulta con todas las de la ley y arrendar un apartamento, tiene dos opciones: mudarse solo o con roomies. Los arriendos de apartamentos cercanos a las zonas universitarias (Chapinero, Las Aguas, Candelaria, Galerías, Palermo, Teusaquillo y El Recuerdo) oscilan entre $600.000 y $2.000.000 dependiendo de la cantidad de habitaciones o qué tan nuevo es. Para arrendar un apartamento, debe tener en cuenta que necesitará presentar un sinfín de papeles. Primero, debe demostrar su capacidad para pagar el arriendo mensualmente y, segundo, necesitará un fiador, alguien que lo respalde en su deuda si algún día no puede pagar (probablemente este proceso deberán hacerlo sus papás, o algún familiar responsable, ya que ellos tienen trabajos y vida crediticia). Todo esto se hace por medio de una aseguradora quien evalúa los papeles y le dice a su arrendatario que es seguro entregarle un apartamento a usted.

Es bien bonito tener un apartamento propio, un espacio de uno, pero recuerde que si va a arrendar un apartamento tiene que comprar muebles: cama, nevera, microondas, licuadora, sofá, televisión, y un eterno etcétera. Todo eso cuesta plata. Mucha. También puede arrendarlo amoblado y vivir en un apartamento decorado de afán por alguna tía que decidió comprar los muebles modelos de Tugó. Usted escoge.

No se le olvide pagar servicios

El precio de los servicios públicos varía según las zonas de la ciudad y el uso. Por ejemplo, en la zona cerca a la Universidad Javeriana (Chapinero alto), estrato 3, puede gastar en promedio, para una persona, $125.000. Mientras que en el norte de la ciudad, estrato 5, la suma en servicios públicos es de $240.000 para una sola persona. Además, debe pensar si quiere contratar internet, televisión por cable y teléfono fijo… las líneas de teléfono fijo todavía existen aunque no lo crea. Mi recomendación aquí sería contratar solo internet y pagar Netflix, pero eso sí, todo depende de sus necesidades.

Si es el encargado de pagar servicios en su apartamento, lo mejor es inscribirlos para pago automático y evitar que le corten el gas. Eso sí, revise de vez en cuando que no le estén cobrando doble.

¿Y si no tengo amigos, pero no quiero vivir en residencia?

En caso de que quiera vivir con compañeros de apartamento, puede organizarse con varios amigos y pagar entre todos un arriendo. También, existen páginas de Facebook como Bogotá Short Term Rentals, en las que diferentes personas publican que buscan roommate y las características del apartamento en el que viven. Esta última opción no es muy recomendable cuando apenas está llegando a la ciudad, sin embargo, puede ser viable cuando sea más grande y sepa cómo es la cosa en la ciudad en términos de seguridad.

¿Transmilenio? ¿Bus? ¿Sitp? ¿Qué?

Solucionado el asunto de vivienda. Ahora, ¿cómo coger un bus en Bogotá? ¿Transmilenio es tan horrible como lo pintan? Probablemente se estará enfrentado por primera vez al transporte público bogotano, ¡no tema!

ILUSTRACION 3

Para no perderse entre tantas rutas de Transmilenio o SITP, puede descargar aplicaciones como Moovit o Transmilenio y SITP, que le indican exactamente qué bus coger. También puede buscar las rutas de cada línea de bus en la página oficial del SITP, pero tenga paciencia que no es tan fácil de descifrar como debería ser. El pasaje de Transmilenio cuesta $2300 y el del Sitp $2100, recuerde que para usar este servicio debe comprar la tarjeta TuLlave, que vale $5000 y se recarga en las estaciones o en puntos donde hagan giros en efectivo (los puede identificar porque siempre tienen un letrero con la tarjeta TuLlave).

Los mapas que se encuentran en las estaciones de Transmilenio pueden ser confusos, pero el personal autorizado que se encuentra allí le puede ayudar. Los primeros días del semestre, procure tomar el transporte con suficiente tiempo posible, así se ahorrará la preocupación de si llegará a tiempo o no. Personalmente, lo que hice cuando llegué a Bogotá fue practicar e irme hasta la universidad unos días antes de entrar. Además, siempre voy mirando por las ventanas del bus para aprenderme el camino.

El legendario trancón de Bogotá

Normalmente el transporte en Bogotá es atropellado, hay trancones y la población en la ciudad se mueve a las mismas horas hacia el centro, que es donde quedan la mayoría de las universidades. Así que debe estar preparado para cualquier situación: ir apretado todo el camino, estar atento a su maleta y no llevar nada de valor en bolsillos de fácil acceso, o no conseguir silla en el bus. Cuando estudiaba en la universidad, a veces duraba hasta hora y media atrapada en un bus por la Carrera Séptima, en esos casos la mejor opción para aprovechar el tiempo era leer las fotocopias de clase del siguiente día.

¿Y taxi? ¿Uber?

Aunque puede ser tentador usar taxi o Uber todos los días, estos servicios son mucho más costosos que usar el transporte público. Incluso, en ocasiones puede ser más sencillo y rápido usar Transmilenio, ya que como éste va por el carril especial se encuentra con menos trancones que un carro normal. Guarde la plata del Uber para las noches en las que salga hasta tarde, y recuerde que siempre es más seguro un taxi pedido por aplicaciones que uno cogido en la calle.

¡Ay, la comida!

Con mamá lejos, otro asunto que debe estar pensando es qué va a comer en la universidad. La oferta gastronómica cercana a las universidades es variada. En muchas puede encontrar desde corrientazo, hasta hamburguesas, pizzas y arepas rellenas. La mayoría de los almuerzos están entre los $8.000 y $20.000.

Si decide irse por el corrientazo, debe saber que existe un concepto muy bogotano llamado “principio”, que no es la entrada, sino un acompañamiento del almuerzo que puede ser ensalada, pasta o frijoles. El corrientazo es una opción económica y cercana a lo que entendemos como “comida casera”. ¡No se puede vivir de pizza!

ILUSTRACION 4

Cocinar en casa

Si le gusta cocinar (incluso si no) vale la pena hacer mercado, cocinar en casa y llevar su propio almuerzo a la universidad. Hacer mercado por primera vez puede ser confuso, la primera recomendación es revisar qué necesita realmente, qué tipo de alimentos le gustan (no olvidar las frutas y verduras), ¡y nunca ir a hacer mercado con hambre! También es necesario hacer una lista de mercado antes, puede guiarse con esta lista modelo y modificarla según sus gustos y necesidades.

Puede hacer mercado en supermercados económicos de cadena como D1, Ara y Justo y Bueno. Estos cuentan con una buena variedad de productos de marcas colombianas y extranjeras a precios bajos; allí podrá comprar carnes, bebidas, enlatados y productos de aseo.

Para las frutas y verduras recomiendo siempre buscar las que están en temporada, ya que hay más cantidad y por lo tanto tendrán un precio más bajo. Las puede comprar en grandes plazas de mercado, como la de Paloquemao, o en tiendas más pequeñas que se encuentran en los barrios especializadas en frutas y verduras (las reconocerá porque tienen gran variedad de estos productos). Incluso, y si le gusta la cocina, puede tener una huerta casera con hierbas y especias, esto le ahorrará una buena cantidad de dinero.

Cocinar su propia comida tampoco tiene que ser una tarea titánica. En YouTube puede encontrar diferentes recetas detalladas y fáciles de preparar para el día a día. Si es principiante en la cocina, lo mejor es intentar recetas sencillas como estas. Si lo suyo es cuidarse y quiere comer sano, este blog le puede ayudar a preparar comida saludable que además se ve apetitosa.

Aburrirse no es una opción: planes para todos

En Bogotá hay planes para todos los gustos y de todos los precios. Siempre he dicho que en Bogotá se puede salir hasta sin plata y uno se distrae. Personalmente, me encanta comer, así que mi plan favorito es ir a Chapinero alto (exactamente entre la calle 64 y la calle 53) y comer en los diferentes restaurantes de la zona. Hay de todo a diferentes precios: comida mexicana, italiana, griega, asados. También hay cafés y cervecerías artesanales. Una buena forma de conocer con anterioridad los lugares chéveres para comer es ver cuentas en Instagram como Bogotaeats, donde publican los precios de los platos, o El club de los platos limpios.

Cuando llegué a la ciudad gastaba todo mi dinero (el de mis papás) en ir a comer y rumbear en la zona T (Calle 82 entre carreras 11 y 15), ya que era el único lugar que conocía. En realidad hay muchísimos más lugares para tomarse algo y bailar. Mis bares favoritos son La Negra, Disco Jaguar y Presea para reguetón, El Bembé (este es un poco más costoso pues su público es adulto) para salsa, y Boogaloop Club para conciertos de bandas locales y nacionales (siempre hay 2x1 en cócteles y cerveza, además).

Recomendación: explore Bogotá con cuidado, pero explore. Hay restaurantes en el Siete de Agosto, uno puede comer en la Plaza del 20 de Julio, por Cedritos hay planes, por Usaquén, en el centro. Bogotá es enorme y ofrece de todo a todos los precios y para todos los gustos. Ya salió de su ciudad, de sus mismas cuatro cuadras, ahora haga que Bogotá se sienta como su hogar.

Por la U

Cerca a las universidades siempre hay bares y tiendas donde venden trago económico. Lo más probable es que la semana de inducción a su primer semestre termine con una visita a alguno de ellos. No sea aburrido y vaya, así se familiariza con la zona donde va a estudiar y puede conocer mejor a sus compañeros. Para empezar, lo mejor también pueden ser los planes de tomar en casa: usted está seguro, es más económico y puede poner la música que quiera. Eso sí, ¡cuidado con que le manden a la policía!

Planes más tranqui

Cuando no tengo tanto dinero, me gusta ir al centro en Transmilenio, visitar el Museo Nacional o el Museo de Arte Moderno de Bogotá, cercanos a universidades como la Javeriana y la Jorge Tadeo Lozano, tomar una cerveza en tiendas de la Candelaria, como Doña Ceci, o simplemente caminar por ahí, ver casas antiguas, tomar fotos y ver pasar la gente en la carrera Séptima (que en el centro es peatonal).

Si a usted le interesa el arte y la cultura, puede ir a espacios de exposiciones como Espacio KB, Espacio El Dorado, Espacio Odeón o Instituto de Visión. El cobro de la entrada a estos espacios depende del evento que se esté llevando a cabo, sin embargo, no es costoso. También, recuerde que el último domingo del mes la entrada es gratis en los museos del gobierno.   

En últimas, también puede aprovechar los planes gratis que ofrece la ciudad como Rock al Parque, la ciclovía, caminatas ecológicas a Quebrada la vieja y Quebrada las delicias, u otros que encontrará en la agenda cultural de la ciudad.

Tenga en cuenta que aunque pasar todos los fines de semana de fiesta puede ser tentador, no hay bolsillo ni semestre universitario que aguante tanta diversión. Hay que tener claras las prioridades: sacar el semestre adelante.

ILUSTRACION 5

Autocuidado

Finalmente, si se siente muy lejano de su ciudad natal, en Facebook existen grupos como “Caleños en Bogotá” o “Costeños en Bogotá”, en los que puede pedir consejos e indicaciones acerca de, por ejemplo, dónde comer la comida típica de su región.

La realidad es que Bogotá es una ciudad diversa, que siempre tiene algo nuevo que ofrecer a pesar de los comentarios negativos que hacen sobre ella. Al principio será difícil, extrañará su casa y se sentirá perdido o fuera de lugar, pero no se desanime ya llegará el día en el que sienta a Bogotá como su casa.

Consejos de experto

● Cuando se monte al bus o a Transmilenio siempre lleve la maleta mirando hacia adelante y cerradísima, así evitará robos.

● He escuchado mil veces el consejo de no sentarse en la silla del bus que está pegada a la ventana, porque así evita quedar “atrapado” por un ladrón. Aunque me parece un poco paranóico, debo admitir que si hubiera hecho caso habría evitado el robo que me dejó sin efectivo, tarjetas, iPod y celular lejos de mi casa y con apenas 17 años.

● Identifique cuáles son los lugares de atención de su EPS o prepagada más cercanos a donde vivirá y cómo son los procesos de cada una, especialmente para atender urgencias.

● Si sale de noche avísele a sus papás y a alguien conocido cuando salga y llegue a casa. Esta es una práctica que no he dejado de hacer, ayuda a que yo esté segura y a que mi mamá duerma tranquila.

● Evite tener un solo grupo de amigos. Lo más probable es que venga a la ciudad con otros amigos y conocidos, pero no se cierre solo a ellos. La universidad es un lugar a donde llegan jóvenes de diferentes partes del país, conocerlos y abrirse a intercambiar experiencias puede ser enriquecedor.

 

separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

instagram

INSTAGRAM

youtube