Esa eterna picazón

La dermatitis atópica, también conocida como eczema, es una condición inflamatoria de la piel que molesta a más del 10% de la población colombiana. Encuentre aquí más información al respecto.

CONTENIDO PATROCINADOCaptura de pantalla 2021 09 10 a las 11.11.49 aUna piel malhumorada

Todos tenemos cosas que nos hacen especiales para bien o para mal, y esto no es una excepción cuando hablamos de pieles. La dermatitis atópica es un trastorno inflamatorio crónico que provoca enrojecimiento de la piel y picazón constante. Se da en pieles con características especiales en las cuales la barrera que se encarga de protegernos de factores externos como la contaminación, las fibras de la ropa o los productos cosméticos, es mucho más irritable, débil y sensible. 

Esta irritabilidad de la piel, facilita la formación de eczemas que se pueden identificar por el picor  y aparición de manchas color rojo o marrón en distintas partes del cuerpo, pero especialmente en manos, pies, párpados, cuello y la parte interna de codos y rodillas. 

Además de esta irritación, otros síntomas que suelen ser comunes son la piel seca, la aparición de pequeñas protuberancias que supuran líquido, la formación de costras por la picazón, apariencia de piel engrosada, agrietada y escamosa, entre otros según la gravedad de la condición. La dermatitis puede aparecer a cualquier edad, pero los primeros síntomas tienden a comenzar antes de los 5 años y puede continuar hasta la adolescencia y la edad adulta. Sin embargo, sólo el 18,5% de los pacientes adultos con esta condición tienen un diagnóstico, por eso sí usted sospecha de esa picazón que lo vuelve loco a diario, no dude en consultar a su médico.

Captura de pantalla 2021 09 10 a las 11.11.49 aMejor mal acompañada que sola

Aún cuando no se conocen las causas exactas por las cuales se produce esta condición, estudios científicos revelan que puede tener un componente 

hereditario importante y que adicionalmente, distintos factores medioambientales y emocionales como el estrés, pueden detonar los síntomas anteriormente mencionados.  

Lo que sí sabemos con seguridad, es que la dermatitis atópica prefiere estar mal acompañada que sola; según la Asociación Colombiana de Dermatología, el 95% de los pacientes reporta tener alguna comorbilidad, es decir, alguna condición adicional a la dermatitis. Las comorbilidades más comunes que se presentan junto a ella son el asma, la rinosinusitis y la conjuntivitis, es por esto que resulta una condición especialmente molesta, ya que nunca viene sola. 

Captura de pantalla 2021 09 10 a las 11.11.49 a

Rasca y rasca sin parar

No toda la dermatitis atópica se presenta igual, en algunas personas puede darse de manera leve y moderada, apareciendo cada cierto tiempo como un viajero que va de paso, y que finalmente no resulta un gran impedimento para seguir con la vida normal.

Pero no todos tienen tanta suerte, al contrario, el 60% de las personas con dermatitis en Colombia, presentan síntomas realmente molestos y que afectan su calidad de vida de forma prolongada. En estos casos se pueden presentar lesiones graves en la piel, prurito intenso, afecciones del sueño e incluso la aparición de síntomas de ansiedad y depresión.

Captura de pantalla 2021 09 10 a las 11.11.49 a

¡Póngale bozal!

Al ser una enfermedad crónica, no se ha encontrado una cura definitiva para esta condición. Sin embargo, aún cuando no hay solución total,  existen tratamientos y  medidas de cuidado personal que pueden controlar la picazón y prevenir nuevos brotes. Algunas de las recomendaciones que resultan más útiles son suspender el uso de jabones o productos para la piel con contenido de componentes potencialmente irritantes, humectar la piel de forma regular y aplicar cremas o ungüentos medicados por un dermatólogo.

Adicionalmente, compañías biofarmacéuticas cómo Sanofi, trabajan constantemente en el desarrollo de terapias y tratamientos innovadores desde distintas líneas de investigación y acción para proveer salud y bienestar a toda la comunidad, que puedan asegurar una mejor calidad de vida para las personas que sufren de condiciones crónicas como la dermatitis atópica. Conozca más aquí. 

separadorFuentes:
1. Williams, H. C. (2005). Atopic dermatitis. New England Journal of Medicine, 352(22), 2314-2324.
2. Gutiérrez-Castañeda, L. D., Jaimes, Á. O., & Bottomley, W. S. (2017). Epidemiología de la dermatitis de contacto: pruebas epicutáneas estándar en el Instituto Nacional de Dermatología de Colombia. Piel, 32(7), 390-395.
3.  Williams, H. C. (Ed.). (2000). Atopic dermatitis: the epidemiology, causes and prevention of atopic eczema. Cambridge University Press.
4. Thomsen, S. F. (2014). Atopic dermatitis: natural history, diagnosis, and treatment. International Scholarly Research Notices, 2014.

separador cierre
%MCEPASTEBIN%

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

Relacionados

Cargando
CARGAR MÁS Cargar más
Lo invitamos a suscribirse a nuestro newsletter

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario



Facebook    Instagram    Youtube               Twitter      

CONSANITAS  BIENESTAR SANITAS BN
©Copyright 2020  /  Diseño web -  Revista Editorial Bienestar S.A.S.  /  Todos los Derechos Reservados.  /  Soportados por: Nuvoll.com