POR: Katherine Morales Martes, 30 Mayo 2017

Hablamos con esta fotógrafa británica sobre su trabajo cubriendo los sucesos más caóticos (y curiosos) del mundo. 
separador
E

l trabajo de Olivia Harris es un instante capturado entre  las situaciones más inesperadas y desconcertantes del mundo.  Sus fotografías han sido publicadas en la revista Time, en los diarios The Guardian, Le Figaro, entre otros medios internacionales. Invitada por el British Council para Fotográfica Bogotá, esta fotoperiodista habló con Bacánika sobre las historias detrás de sus imágenes.

IMG 7092 retrato Olivia-iconverted

“Este trabajo no está pensado para estar en la pared de una galería. Está pensado para informar”, dice Olivia Harris, fotógrafa londinense que ha capturado con su cámara acontecimientos y personajes del norte de Asia, Inglaterra y África para distintos medios internacionales. Aunque sus palabras podrían sonar desalentadoras para los que entran a su exposición en la FUGA, en el marco de Fotográfica Bogotá, al ver su trabajo, más concretamente su serie de imágenes sobre el terremoto de Nepal en abril de 2015, la idea de que estas fotos están diseñadas para informar gana otros matices, estéticos y conceptuales.

El trabajo de Harris se cataloga como “fotoperiodismo”, género que tiene como objetivo principal cubrir acontecimientos mundiales para diferentes agencias de noticias del mundo. Una de las  más reconocidas es la agencia Magnum, creada por el fotógrafo Henri Cartier Bresson, que se ha ganado el prestigio de registrar los hechos históricos más relevantes del siglo XX. Una mirada particular, la sincronización con un momento irrepetible, un encuadre perfecto y el poder de una foto sin editar son las herramientas del fotoperiodista.

Con un muy marcado acento inglés y una actitud relajada, algo reservada pero muy abierta a responder preguntas de los asistentes, Olivia Harris describe su trabajo en la agencia de noticias británica Reuters: “La forma en la que trabajamos en la agencia es muy rápida: generalmente pasa una hora entre tomar las fotos y que se compartan en diversos medios. No las procesas, no hay Photoshop, y los clientes son canales de televisión, revistas y periódicos”.

Extremistas religiosos en el norte de Malasia, madres adolescentes, inmigrantes y hasta políticos han sido retratados por la cámara de Harris. Para tomarles una foto no hay posibilidad de establecer contacto antes o hacer una investigación previa, la instantaneidad y el afán por informar son los cimientos de una agencia de noticias como Reuters.

“Todas estas fotos que tomo son imágenes para las noticias. Breaking news. Siempre reacciono rápidamente a los acontecimientos: ocurre la noticia, te subes en un carro, avión o helicóptero y vas al lugar de los hechos. Mientras estás viajando intentas informarte y aprender lo que más puedas antes de llegar a la escena a hacer el trabajo”. 

OCH109

Fotografía: Olivia Harris

“Cuando tomé esta foto era muy temprano en la mañana. A este niño su papá le afeitó la cabeza como parte de un duelo: su mamá y su hermana habían muerto en el colapso de la casa y él estaba allí buscando sus pertenencias. El lugar era como una pequeña montaña y había una especie de templo. Después de que tomé esta foto me volteé (yo estaba en lo más alto del templo) y vi a dos personas que subían la montaña cargando un pollo vivo. Una vez arriba, sacrificaron al pollo. Había sangre por todos lados, la bendijeron y la rociaron por toda la cima del templo. Uno de ellos tomó la sangre, bendijo a su compañera, se bendijo él mismo y luego vino hacia mí a ponerme la sangre en la cabeza [risas]”. 

Ante las preguntas de los fotógrafos asistentes, sobre formatos y quién llega a viajar a los lugares para hacer el cubrimiento, Olivia responde: “Un hecho como este pasa y tú no sabes qué tan grave es la crisis, solo sabes que es un terremoto masivo y que es un país pobre, entonces eres consciente de que habrá mucha gente muerta. Tomaba un día llegar al lugar del terremoto, más todas las horas de vuelo, entonces la agencia decidió enviar pocos fotógrafos. Esta vez éramos cinco. Cuando llegamos, la gente estaba durmiendo afuera, todo estaba muy polvoriento. De hecho, cinco fotógrafos es demasiado para una gran historia como esa. Yo solo me ofrecí, lo cual es muy popular dentro de la agencia”.

Sobre el formato de fotografía que le permite compartir los archivos a distintos medios internacionales de la manera más efectiva y veloz, comenta: “Todas estas fotos están tomadas en jpeg [método de compresión que permite tener imágenes de buena calidad por menos peso], lo que significa que cuando estás tomando fotos para noticias todo está diseñado para ser muy rápido. Tienes que tomar archivos pequeños. No tienes el tiempo para fotografiar en raw [formato en bruto, ideal para edición]. Además, de todas maneras no estamos autorizados para procesar las imágenes”.

Una debate sobre si alterar las fotos o no, respetar el negativo, formas particulares de trabajo y si la postproducción es engaño, se da luego de esta respuesta entre el grupo de asistentes y fotógrafos que rodea a Harris.

IMG 7107 Olivia entre gente-converted

Parada en frente de sus fotos y observándolas concentrada, como si le estuvieran susurrando respuestas, Harris asume una posición de periodista profesional: “Para Reuters en particular se trata también de ser un periodista e intentar darle a la gente la mayor cantidad de información con un punto de vista neutral. Con las fotografías, creo, te puedes salir con la tuya cuando se trata de juicios y comentarios, como no puede hacerlo un reportero o un escritor. Ellos ofrecen una opinión, mientras que yo puedo hacer ver a un político como un idiota. Pero solo por cómo se ve. No puedo ser acusada de dar una opinión. Es por esto que creo que es importante que haya fuentes de noticias independientes muy rigurosas, para que los canales, revistas y periódicos tomen esas imágenes y sepan que son completamente directas y honestas. Luego, por supuesto, elegirán hacer lo que quieran con ellas [risas]”.

ice cream van

Fotografía: Olivia Harris

“Aquí tuve mucha suerte. Estaba caminando y lo vi por el rabillo del ojo y no lo podía creer. Agarré mi cámara y por una extraña razón funcionó, tome dos fotos y luego el chico se fue. Ellos no sabían que yo estaba ahí. La tomé muy lejos de hecho”. 

Harris vive en Londres luego de haber residido dos años en Kuala Lumpur, Malasia. Estando allí cubrió la crisis de refugiados de Rohingya, las elecciones de Myanmar (las primeras en veinticinco años) y la boda del hijo del sultán de Brunei, uno de los hombres más ricos del mundo. Su atracción por las subculturas es algo que se combina con su trabajo diario que involucra la visita y registro de escenarios caóticos, como los disturbios en Londres durante el verano de 2011. 

Ante la duda de uno de los asistentes a la galería sobre cómo lidiar con esas situaciones dramáticas y el dilema entre la urgencia de ir a ayudar y tomar una foto, Harris comenta: 

“Nunca he estado en una situación en la que sea la única que puede ayudar. Pero si estuviera, por supuesto que ayudaría. Cuando trabajas para una agencia de noticias les das la foto que quieren y luego procesas la emoción”. 

london 3

Fotografía: Olivia Harris

En la foto se ve a Malala Yousafzai, activista pakistaní quien ha trabajado por la educación para las mujeres. Fue ganadora de un premio Nobel de Paz en el 2014 y se recuperó de un intento de asesinato por parte de un talibán quien le disparó en la cabeza en el 2012. 

Aunque Harris dejó recientemente la agencia Reuters para explorar la fotografía documental, que le permite trabajar las historias que ella elija y no las que la agencia le pide, reconoce las bases sólidas que le quedaron luego de hacer fotoperiodismo. 

“Pienso que ahora, con lo digital, es fácil ir detrás de una buena foto, pero es muy difícil hacer buenas fotos todas las veces. Y eso es lo que aprendes trabajando en fotoperiodismo: aprendes cómo tomar una buena foto en cada situación, incluso si es la cosa más aburrida que has visto o el lugar más aburrido que has visitado. Y hacer eso una y otra vez de verdad te hace ver las cosas de forma diferente”.

Un nuevo periodo de exploración creativa es lo que sigue para esta fotógrafa amante de la fotografía documental y los temas de actualidad que busca la posibilidad de crear imágenes que duren más que las “imágenes de estereotipo” de las agencias. Su más reciente proyecto son retratos de mujeres que traen a discusión el tema de los derechos reproductivos: “Empecé en Irlanda, pero creo que es un asunto de todo el mundo. El reto es cómo hacer estas fotos interesantes y hacer lucir a las mujeres fuertes y en control, en vez de víctimas. Tienes que hacerlas ver como héroes, ese es el desafío”.

separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK   AUTORSEPARADOR  

Etiquetas:

Fotografía Perfil

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

instagram

INSTAGRAM

youtube