POR: Chilango Páez Martes, 04 Agosto 2015

Después de sufrir los estragos de la guerra en su país, estos refugiados se unieron para improvisar algunos acordes y mostrar que la música mundial corre por las venas de África. Este 2015 vendrán por primera vez a Colombia, en el marco de un evento que sigue expandiendo su horizonte: Rock al Parque.separadorsierraleone© Fotografía: Jay Dickman.

Reuben Koroma fue el encargado de darle forma a un grupo cuyo nombre no deja dudas: Sierra Leone’s Refugees All Stars no se inventa metáforas para definir a sus integrantes. Se trata de una reunión de músicos que sufrieron la guerra en Sierra Leona, se conocieron en un campo de refugiados en Guinea, empezaron a hacer canciones sobre su situación y, sin jugar a generar lástima, fueron capturados por el lente de dos documentalistas que le mostraron su historia (y su música) al mundo en el año 2005.


No son tan famosos como Justin Bieber, no cuentan con el presupuesto de U2 ni reciben tanta atención política como Barack Obama. Con la modestia, la honestidad y el talento que no tienen las celebridades mencionadas en la línea anterior, los integrantes de SLRAS llevan de gira más de una década y llegan por primera vez a Colombia gracias a Rock al Parque 2015. Los detractores del festival dirán que eso que ellos tocan no es rock (aunque suena muy cerca del reggae y el ska); hay que aclararles que, entre otros grandes eventos del mundo, SLRAS también tocaron en Fuji Rock, Japón, en el mismo escenario que Iggy Pop, Nine Inch Nails y Foo Fighters. Tuvimos el honor de hablar con Reuben Koroma pocos días antes de su presentación en Bogotá y esto fue lo que nos contó sobre su grupo y Mama Salone, su tierra natal.

Su música suena muy universal, ¿cómo lograron ustedes ponerse en contacto con sonidos de todo el mundo?

Gracias a la radio, escuchamos todos los estilos de música desde que éramos niños. También somos muy abiertos y le damos la bienvenida a las apuestas de otros músicos mientras estamos trabajando en nuestra propia música.


¿Cómo se conocieron y descubrieron que querían tocar juntos, como banda?

Cuando mi esposa y yo escapamos de la guerra, a finales de los noventa, nos encontramos en una comunidad abrumada por las preocupaciones, confundida y totalmente triste. Un día, conocí a Franco [Francis John Langba] tocando su guitarra en un campo de refugiados llamado Kalia, en Guinea; entonces sentí un alivio. Desde entonces, empecé a pensar en formar una banda en el campo. Después de la guerra, volví a Sierra Leona para grabar y reunirme con mis colegas, los guitarristas Ashade Pearce y Jahson Bull, los percusionistas Mustapha Massakuoi y Christopher Davies y los bajistas Idrissa Mallam Bangura (fallecido), Dennis Bakar Sannoh y el actual integrante Joseph Paye.


¿Cuál fue la primera canción que compusieron juntos y cómo fue el proceso?

Se llama “Living like a Refugee”. La escribí y se la presenté a la banda, les expliqué la letra de la canción y sugerí una melodía. Los demás integrantes también empezaron a pensar otras maneras de mejorar la canción hasta que todos quedamos satisfechos con el sonido.


¿Ha habido algún momento en particular en el que hayan sentido “esto es exactamente lo que soñamos, para esto nació nuestra música”?

Sí, eso sucedió el día en el que el documental sobre nosotros ganó un premio en Estados Unidos [AFI y Miami Film Festival]. En ese momento sentimos que habíamos cumplido nuestro sueño.

Aunque su música señala muchos problemas, suena bastante festiva. ¿Cómo logran comunicar un mensaje optimista en un entorno tan negativo?

Nuestra música es diseñada para difundir mensajes importantes, que ayuden y generen vibraciones conscientes, todo de la manera más sencilla. Vestimos nuestras canciones con melodías alentadoras para atraer la atención de la gente a escuchar su mensaje y bailar con ellas.


¿Usted cree que las artes tienen alguna especie de responsabilidad?

Sin duda. Las artes tienen el deber de generar un cambio positivo en las vidas sociales y políticas de la gente. Y también pueden recordarnos nuestra historia. En nuestra música hemos defendido la paz del mundo, que es la mayor necesidad de la humanidad.

¿Cuál es la canción que mejor define su carrera?

“Living like a refugee” porque pregona nuestra meta principal: luchar por los derechos de los refugiados.

A pesar del reconocimiento internacional y el final de la guerra, Sierra Leona sigue sufriendo graves problemas (ébola, por ejemplo, y mucha pobreza). ¿Qué tipo de ayuda han obtenido ustedes? ¿Qué han conseguido ustedes para la comunidad de su país?

Además de las colaboraciones musicales, no hemos recibido ninguna ayuda aún. Pero estamos trabajando muy duro para socorrer a nuestros amigos y familiares en Sierra Leona. La banda sigue generando conciencia sobre la difícil situación de nuestro país y ha llamado la atención de mucha gente del mundo hacia la necesidad de darle una mano a Sierra Leona. Además, el grupo le ha dado un orgullo a la gente del país; entre otros logros, somos la banda africana que más gira internacionalmente. Aún tengo la esperanza de que todos en Sierra Leona se sientan felices de eso.

¿Existe algún músico con el que sueñen hacer alguna colaboración?

Sí, Peter Gabriel.


¿Qué tanto conocen de la música latinoamericana?

Siempre escuchamos “La Bamba”, de Los Lobos. De hecho, uno de los miembros de esa banda produjo nuestro segundo álbum: su nombre es Steve Berlin.


Colombia ha sufrido una guerra (o varias) durante décadas. ¿Cuál es su consejo para sobrellevar la violencia?

El primer paso es brindar igualdad de oportunidades en la educación para todos los jóvenes y niños, sin importar la raza, el estatus o la clase social. Además, hacer instalaciones para que los adultos puedan estudiar gratis o a bajo costo, para que desarrollen diferentes habilidades que les faciliten trabajar.

separador

Etiquetas:

Rock

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

RELACIONADOS