POR: Chilango Páez FOTOGRAFÍA: Nicolás Rocha Cortés Viernes, 20 Enero 2017

Hablamos con el pianista inglés sobre el dolor, la censura y la creatividad.separador

james-rhodes-ss1

Para algunos, James Rhodes significa la renovación de la música clásica. Se trata de un tipo de treinta y pico de años con pinta de rockero indie que se sienta al piano y explica el significado de la música que interpreta. Es decir que no hace para el público un concierto encopetado y campanudo, lleno de códigos rígidos para seguir, sino que antes o después de tocar presenta las piezas, los autores, la manera en que montó su versión. De esta manera, el concierto se parece más a una conversación entre amigos cerca de un piano. Para él, Bach es casi Dios.

Además de sus interpretaciones, Rhodes cobró relevancia en los medios por sus testimonios sobre las violaciones que sufrió cuando tenía cinco años, su posterior adicción al alcohol y a las drogas y varios intentos de suicidio. De alguna manera, su nombre se convirtió en sinónimo de superación personal, sin psicomagia, sin universos que conspiran para que seas feliz, con muchas groserías y con una banda sonora despampanante.

En un mundo que no se cansa de buscar celebridades el inseguro, tímido, casi paranoico James Rhodes se convirtió en una. Firmó un contrato con Warner Music (sello concentrado en el pop y el rock), ha hecho varias series documentales en la televisión inglesa y publicó el libro Instrumental: memorias de música, medicina y locura que, aunque podría pasar por una autobiografía ególatra, revela un largo camino de ida y vuelta al infierno. La escritura visceral de Rhodes incomodó a su exesposa, quien intentó prohibir la publicación del libro por considerar que afectaría a su hijo. El intento de censura no prosperó y nos dejó una obra inspiradora, que en últimas nos recuerda la necesidad de la creatividad para ser realmente libres.

james-rhodes-ss2

Hablamos con James Rhodes antes de sus conciertos en Bogotá, Cartagena y Medellín, y esto fue lo que nos contó.

Para usted, ¿cuál es la diferencia entre tocar en vivo o en un estudio?

En vivo siempre es más excitante y peligroso, y en el estudio hay más seguridad. Entonces ambos tienen cosas buenas. Estoy feliz de poder hacer las dos.

Usted habla sobre compositores como Bach o Rachmaninoff, ¿hay compositores contemporáneos o nuevos que recomendaría o cree que la música “académica” o “clásica” se estancó?

Me gusta Arvo Pärt, pero principalmente escucho compositores desde Bach hasta Stravinsky. Todavía hay mucha música inmortal en estos 300 años para disfrutar.

Después del juicio que pretendía censurar a su libro Instrumental, ¿qué piensa sobre la libertad de expresión hoy en día?

La libertad de expresión es esencial. Instrumental estuvo a punto de ser prohibido y eso hubiera significado que no podría escribir o hablar de mi pasado en ningún medio ni en ningún lugar del mundo, lo que hubiera sido una gran injusticia. Todos tenemos derecho a hablar sobre nuestros propios pasados.

james-rhodes-ss3

En ese libro habla sobre los días más oscuros de su vida. Pero, ¿alcanzó usted a tener héroes en su infancia?

Solo musicales: Bach, Glenn Gould y Beethoven, entre otros. Ah, y Freddie Mercury.

¿Una vida tormentosa es necesaria para ser un genio?

No, no lo creo. Pienso que todos tenemos una vida atormentada hasta cierto punto. La gente crea a pesar de eso y no debido a eso. La creatividad es una forma de salir del tormento, una forma segura de escapar de él.

¿Cree usted que la cultura popular sobrevalora la locura?

De nuevo, creo que todos estamos al menos un poco locos. Es decir, ¿Donald Trump? ¿Brexit? ¿Las Kardashians? Hay locura en todo el mundo y necesitamos aceptarla y dejar de tener tanto miedo.

¿Cuál es su opinión sobre las filtraciones en Internet y la piratería de la música digital?

Prefiero a un millón de personas escuchándome tocar Chopin gratis que mil personas pagando por eso.

james-rhodes-ss4

¿Qué piensa sobre la industria musical hoy en día?

Solo puedo hablar por la industria de la música clásica. Y está en problemas. Necesitamos mejor educación musical, más accesibilidad y menos pendejos controlando las salas de conciertos y las casas disqueras.

¿Colecciona música? Si es así, ¿vinilo, cedé o formato digital?

Principalmente digital. Estoy un poco obsesionado con los archivos de audio de alta resolución. Son mi nueva droga.

¿Qué consejo le daría a los jóvenes que quieren seguir una carrera creativa?

Que den todo lo que tienen. Ignoren a las personas que dicen que no pueden o no deben hacerlo. Encuentren lo que aman y dejen que los mate. Siempre sean lo más amables que puedan con ustedes y con los demás.separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

RELACIONADOS