POR: Bacánika FOTOGRAFÍA: Sebastián Jaramillo Jueves, 27 Octubre 2016

Muchas personas realizan trabajos difíciles. Arreglar muertos, disfrazarse de vaca, analizar excrementos y vender juguetes sexuales son algunos de ellos.

separadorSer periodista de guerra

PERIODISTA

Nombre: Jineth Bedoya Lima.
Fecha y lugar de nacimiento: 22 octubre de 1973, Bogotá.
Profesión: Periodista.
 
Experiencia laboral:

Periodista noticiero Alerta Bogotá. RCN Radio.
Redactora de Orden Público. Periódico El Espectador.
Redactora de Orden Público. Periódico El Tiempo.
Subeditora de Justicia. Periódico El Tiempo.

 
Especialidad:

Orden público.

 
Historia laboral:

En 1996 Jineth Bedoya solo pensaba en cultura. Dirigía Magazín Centralista, un programa de la Radiodifusora Nacional (hoy Radiónica) dedicado a explorar nuevas propuestas musicales. Sin embargo, una beca de la Escuela de Operaciones Psicológicas del Ejército para capacitarse en temas de orden público, le demostró que lo suyo estaba lejos de la música y las artes. A finales de ese año, impactada por la violencia que vivía el país, cambió para siempre la cultura para dedicarse a cubrir temas judiciales.

 
Perfil:

Por amor a su trabajo y por la convicción de que la historia de los protagonistas de la violencia debe contarse, Jineth ha vivido experiencias extremas que a muchos alejarían de una profesión de riesgo, incluyendo dos secuestros –uno por paramilitares y otro por guerrilleros–, en uno de los cuales sufrió graves abusos. En un oficio que no tiene horario y está lejos del glamur de los medios de comunicación, le ha tocado dormir en el suelo en la selva, permanecer un mes con una sola muda de ropa y ver en vivo miles de muertos. Aunque recibe constantes amenazas por su trabajo, asegura que no quiere renunciar. Jineth lo tiene claro: para cubrir orden público hay que ser un berraco. Es necesario conocer a fondo las fuentes del conflicto armado, tomar riesgos, atreverse a viajar a las zonas más inhóspitas y peligrosas del país y saber escuchar a los que, anónimamente, también hacen patria.

separadorTrabajar en un disfraz de vaca

PROFESION VACA

Nombre: Julián Castaño.
Fecha y lugar de nacimiento: 22 de abril de 1987, Montenegro (Quindío).
Profesión: Estudiante de licenciatura en humanidades y lengua castellana. 
Experiencia laboral: 

Auxiliar de carpintería.

 

Auxiliar de bodega.

Recreador disfrazado de vaca.

 

Especialidad: Entretener a los niños.

 

Historia laboral:

Trabaja desde los quince años porque debe pagar su educación. Su sueño es ser profesor, participar en el Concurso Nacional de Docentes y trabajar fuera de Bogotá con comunidades con dificultades. Para lograrlo, ha tenido que entregar muchas horas de su vida a labores que no le interesan, como la carpintería, y que le exigen mucho trabajo, a pesar de que pagan poco. Sin embargo, aceptó una nueva oferta laboral que demanda menos tiempo, que no se cruza con su horario de clases y que llena más su billetera: disfrazado de vaca entretiene a los niños que entran a un restaurante de comida rápida.

Perfil:

Julián es, sobre todo, paciente y resistente. De lo contrario, no aguantaría las nueve horas que debe pasar metido en ese disfraz en el que se siente en medio de Melgar, pero sin brisa y sin piscina. Tiene que bailar sin detenerse y sin hablar durante cientos de minutos en los que parece que el tiempo no pasa. Los adultos tocan con morbo la ubre de la vaca e incitan a sus hijos a hacer lo mismo. El amor por los niños también es clave, pues gracias a ellos el disfraz pesa menos. Creen que la vaca es real –por eso es prohibido quitarse la cabeza frente a ellos– y siempre le regalan a Julián abrazos y sonrisas. Empieza a trabajar a las once de la mañana y termina a las ocho de la noche, todos los sábados, domingos y festivos. Descansa cada dos horas, para no morir derretido dentro de un disfraz que Julián siente que pesa diez kilos. Almuerza hamburguesa gratis y le pagan lo que él considera justo pero espera que los meses que le quedan para terminar sus estudios se pasen volando.

separadorArreglar muertos

PROFESION MUERTOS

Nombre: Alexander Quiñones.
Fecha y lugar de nacimiento: 29 de marzo de 1964, Girardot.
Profesión: Tanatología.
Experiencia laboral: 

Patrullero de la Policía Metropolitana de Bogotá.
Vigilante.
Tanatólogo.

Especialidad:

Dejar a los muertos como si estuvieran vivos. 

Historia laboral:

Fue patrullero de la policía durante siete años, pero su vida dio un giro cuando pasó de trabajar en las calles a ser vigilante de una funeraria. En ese cargo conoció un mundo sórdido y seductor que, poco a poco, hizo que dejara de preocuparse por proteger a los vivos y empezara a interesarse por consentir a los muertos. La funeraria en la que trabajaba en ese entonces le pagó el curso de tanatología que dicta el Instituto Nacional de Medicina Legal y, un mes más tarde, Alexander ya era considerado un tánato práctico profesional.

Perfil:

Alexander ya olvidó lo que es sentir asco. Su trabajo consiste en desinfectar y conservar a los muertos, así que cinco minutos después de que su nariz recibe los olores más fétidos y penetrantes, está listo para ir a almorzar con el apetito totalmente despierto. Luego de 18 años, la costumbre permite que pueda trabajar con profesionalismo y respeto. Su día empieza a las siete de la mañana, cuando recibe los primeros cadáveres. Alexander y su equipo los ubican en la mesa de preparación y les inyectan formol para lavar su sistema circulatorio. Luego, succionan los gases y los líquidos de las cavidades. Después les inyectan más químicos para conservarlos, les taponan todos los orificios corporales, los bañan, los secan, los visten, los maquillan y los peinan. Los tanatólogos hacen su mejor trabajo pero no es fácil. Hay muertes dramáticas que transforman los cuerpos y resulta imposible dejarlos como en las fotos. En ocasiones no se les baja la hinchazón, tienen llagas que ni el mejor maquillador podría cubrir o expelen un olor que no se va. Alexander se siente frustrado ante la inconformidad de las familias, que a veces ven en el cajón a un desconocido. Por eso saca fortaleza de los casos en los que los deudos quedan satisfechos y pueden despedirse de sus seres queridos en paz. 

separadorAnalizar muestras biológicas de animales

PROFESION ANIMALES

Nombre: Yvonne Anzola.
Fecha y lugar de nacimiento: 1 de febrero de 1966, Bogotá.
Profesión: Bacteriología.
Experiencia laboral: 

Hospital San José.
Hospital Materno Infantil.
Hospital San Juan de Dios.
Propietaria de un laboratorio clínico para humanos. 
Propietaria de Zoodiagnostic, laboratorio clínico veterinario.

Especialidad:

Descubrir las enfermedades de seres que no pueden comunicar sus dolencias.

Historia laboral:

Decidió estudiar bacteriología porque le parecía fascinante ver eso que era invisible para el resto de las personas y que le daría la oportunidad de salvar vidas. Trabajó durante mucho tiempo en hospitales, pero cuando cambiaron las condiciones para la salud en Colombia decidió montar su propio laboratorio. Aún así, era difícil mantenerse a flote, entonces recordó un consejo que le había dado uno de sus jefes: incluir dentro de su clientela a los animales. Empezó a contactar veterinarios y se dedicó a estudiar hasta el cansancio a los animales.

Perfil:

Yvonne adora su trabajo pues sabe que es la voz de los animales. No es telepatía, ellos hablan a través de las muestras biológicas que ella recibe de los veterinarios, las cuales son estudiadas con detenimiento y devueltas con prontitud, pues muchas veces de ellas depende la vida de un animal. Desde que decidió estudiar bacteriología, Yvonne sabía que tendría que trabajar con materiales y sustancias a las que mucha gente no se atrevería a acercarse –digámoslo de manera castiza: ella muchas veces trabaja con mierda–, por eso no le afecta tener en sus manos muestras con olores tóxicos. Los animales de compañía suelen ser sus clientes más frecuentes, pero ella y su equipo también han tenido la oportunidad de trabajar con fauna silvestre y de vez en cuando les llegan consultas sobre ganado; por eso sigue estudiando.

separadorVender juguetes sexuales a domicilio

PROFESION SEX


Nombre: Julene Ortiz de Zaldumbide.
Fecha y lugar de nacimiento: 29 de abril de 1980, Bogotá.
Profesión: Psicología.
Experiencia laboral: 

Psicología del consumidor en Gloria Gallego Investigación Efectiva.
Psicología del consumidor en Leo Burnett.
Propietaria de Sensual Emergency Shop.

Especialidad:

Asesoría psicológica sobre sexualidad femenina y juguetes sexuales.

Historia laboral:

En la universidad, dos cosas le atraían más que el resto: la sexología y la psicología de mercados. Cuando se graduó, probó primero la segunda especialidad. Más adelante se topó con Tuppersex, un tema apasionante desde el punto de vista psicológico y social que surgió de la estrategia que implementó la empresa Tupperware hace unas décadas para vender sus recipientes: reuniones exclusivas con mujeres en la comodidad de su hogar. Pero con juguetes sexuales. Al ahondar en el tema, Julene descubrió que con esa estrategia de ventas podía unir la sexología con la psicología de mercados, así que consiguió un proveedor y puso en marcha el negocio.

Perfil:

Julene está segura de que el buen sexo puede cambiar el mundo. Para ella, la sexualidad está relacionada con la actitud de la gente frente a la vida. Es una cadena de satisfacción que muchas veces se rompe por cuenta de las mujeres, que saben menos de sexo que los hombres pero necesitan más estimulación; por eso, el trabajo de Julene está centrado en ellas. Hace reuniones con grupos para vender juguetes sexuales y, de paso, hacer terapia: explica para que sirven los aparatos en la vida de una pareja, por qué el sexo es importante o cosas en teoría tan obvias como qué es el clítoris o dónde está ubicado el punto G. Vibradores de diferentes formas y tamaños, disfraces, antifaces, esposas, cremas y condones de sabores son solo algunos de los productos que desinhiben a las mujeres. Ellas están dispuestas a innovar en la cama, solo necesitan un empujón y un poco de privacidad. Al final de las reuniones muchas se llevan productos –que valen desde 6.000 hasta 150.000 pesos– y las más tímidas se arriesgan a hacer su pedido por internet.

separadorRevisar cavidades internas

PROFESION CAVIDADES

Nombre: Luis Carlos Sabbagh.
Fecha y lugar de nacimiento: 19 de enero de 1962, Bogotá.
Profesión: Medicina.
Experiencia laboral:

Jefe de Gastroenterología de la Clínica Reina Sofía de Colsanitas.

Especialidad:

Gastroenterología.

Historia laboral:

Desde que empezó a conocer la medicina en la universidad, le llamó la atención la gastroenterología. Cuando realizó la especialización en medicina interna lo confirmó y decidió viajar a Francia, ya que en la Universidad de París se encontraba el programa del mundo. Nunca consideró desagradable introducirse en las cavidades del ser humano; al contrario, siempre le pareció cautivante. Obtuvo su diploma y en 1992 regresó a Colombia. Entonces dio a conocer un procedimiento que hasta entonces no existía en Latinoamérica: el ultrasonido endoscópico. Su visión, su experticia y su pasión por lo que hace le han permitido mantenerse en la cabeza del Departamento de Gastroenterología de la Clínica Reina Sofía por veinte años. Además, disfruta la docencia y comparte sus conocimientos a nivel nacional e internacional.

Perfil:

Luis Carlos no conoce la monotonía, por eso adora su trabajo. Todos sus días son distintos. Cada paciente está lleno de sorpresas, literalmente. No soportaría quedarse en su consultorio dando diagnósticos: en la gastroenterología hay múltiples procedimientos, las técnicas varían según el tubo digestivo del paciente y existe la posibilidad de hacer cirugías. A eso se suma el video, con el que debe trabajar todos los días porque las endoscopias y las colonoscopias se realizan con cámaras diminutas, que recorren las cavidades de los pacientes. Trabaja al menos doce horas diarias. Las revisiones las programa antes del mediodía –la mayoría de los pacientes se sedan para evitarles molestias–; después vienen procedimientos más complejos, como las cirugías; y el día termina con consultas de personas enfermas del tubo digestivo. Sabbagh piensa que para hacer su trabajo es necesario ser hábil con las manos, estudiar permanentemente, ser dedicado y responsable, saber mantener la calma en procedimientos de riesgo y disfrutar el oficio como si fuera un hobby.

separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

Etiquetas:

Personaje Tendencia

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

instagram

INSTAGRAM

youtube