POR: Vice Lunes, 02 Febrero 2015

La música, los relatos y las imágenes que ha generado nuestra guerra, cobran una dimensión estética que, así suene a utopía, nos ayuda a construir la paz. Este es el primer capítulo de una serie que nos tatúa en el corazón la palabra PACIFISTA.separador

Juan Manuel Echavarría dice que, cerca de sus cincuenta años, derrumbó las cuatro paredes de su estudio y descubrió los retratos que se escondían detrás de las noticias. Colombia es un país en los tabloides y otro muy diferente en el campo o en las calles. El trabajo de Echavarría, durante la última década, ha sido el de revelar las voces de las víctimas y la estética de las tumbas de cadáveres no identificados. Con esas obras, está construyendo la memoria de una guerra que no se borra a punta de buenas intenciones sino de proyectos reales. Así se labra la esperanza de los sobrevivientes y, con arte, nos demuestra que el objetivo del país debe ser la paz (en serio, no en discursos).

Para saber más de ¡PACIFISTA! haga clic aquí.
separador

Puede seguir esta plataforma en sus redes sociales:

AUTORFACE  AUTORSEPARADOR  AUTORTW  AUTORSEPARADOR  autorintagram  AUTORSEPARADOR  autorplay

Si quiere hacer parte de la conversación, use la etiqueta #PACIFISTA en sus propias redes.separador

instagram

INSTAGRAM