POR: Carlos Tobón Franco FOTOGRAFÍA: Federico Ruiz Viernes, 30 Octubre 2015

 Altavoz 2013: breve elogio a la diversidad y la rareza
separador

#Altavoz2013, algunos personajes y un breve elogio de la diversidad y la rareza. ¿Se identifica con alguno?

Gente rara, gente como uno, mucha música y mucho porro en el aire a pesar de las requisas: cada año Medellín se inunda de ritmos con Altavoz, el evento más importante para la juventud de la ciudad. Allí estuvimos para hacer un breve elogio de la diversidad y la rareza. Estos son algunos de los personajes que vimos: metaleros, hip hoppers, rastafaris, emos, punkeros, chicas sin rumbo… ¿Se identifica con alguno?

ALTAVOZ7

01. Sacerdote Black Soul (también se le puede decir Jorge)

“Soy el honorable profeta Black Soul. Damos gracias por la vida. Mi música no es el reggae sino el nya-binghi, un sonido ancestral y espiritual de África que significa “victoria negra”. Ser rastafari es llevar una vida sacerdotal, buscar la verdad, seguir las leyes de Dios, los diez mandamientos, el amor. No es escuchar reggae ni seguir a Bob Marley, no se confunda. Hoy hace noventa años se coronó nuestro líder, Haile Selassie, como rey de reyes, león conquistador de la tribu de Judá, luz del mundo… Hoy estuvimos celebrándolo en el Jardín Botánico. A Altavoz no vine por la música sino a vender alimento natural: hamburguesas vegetarianas, sanación para la gente. Eso es ser rastafari. No escucho música, sino nya-binghi, man, no escucho reggae, no”.

ALTAVOZ6

02. Rastagirl (Paola Andrea)

“Yo me encontré como a los 12. Vine a ver a Alkaman, que lo apoyo al cien, y a Alborosie, monstruo de monstruos. Soy bailarina, me gustan el break, el reggae, el movimiento, el amor y la paz, no las drogas químicas. Eso me gusta de mi cultura. Yo me visto así siempre, menos cuando tengo una entrevista de trabajo. Hay gente que dice “esta qué”. Hay rastas de saco y corbata: es que la cultura se lleva en el corazón. Mi mamá me cose las ropas, me ayuda a inventármelas… Igual, no le boto mucho escape: en quince minutos me arreglo y quedo lista. Comodidad y sencillez sin perder el estilo, porque la cultura no se expresa bien con unos Croydon… Mi hijo que sea lo que sea menos reguetonero, que esa música es puro “te voy a coger y te voy a dar”, ay, Dios mío… Mi hijo me pregunta qué es la marihuana; yo le digo que todo bien, que todo con sus límites, que uno no necesita eso para divertirse. Yo sólo sigo una norma en mi vida: mejor amigos que plata”.

ALTAVOZ5

03. Emo (John)

“No soy emo sino emo-core, que es distinto. No, no estoy llorando. Soy así hace cinco años y no tengo ideología. De mi cultura son representativos lospiercings, el pelo, la capul… Emos crespos no conozco. Mis grupos favoritos son Suicide Silence, Asking Alexandria y Bring Me Horizon. De otros géneros y culturas, cada uno con lo suyo. ¿Los metaleros? Ah, esos nos tienen bronca… he tenido malas situaciones con algunos: me han dicho que me mate… No estoy llorando, no me estoy quejando: usted tranquilo. Mi mamá me jode a veces pero yo le digo que ah”.

ALTAVOZ4

04. Metalero (no dijo su nombre)

“La música no me define. Me gusta Metallica, que me ha acompañado toda la vida. Metallica al cien. Soy relajado. El metal pesado sí hace unos cuatro años que lo escucho. No comulgo con el reggaetón ni con los vallenatos. Generalmente no comulgo en la iglesia. Cuando trabajaba, había unos pelados que me veían mal: que este man sí es muy rayado, que esa música tan ruidosa. En mi familia no me dicen nada porque yo vivo con mis hermanos. Desde que no los incomode, todo bien. La sociedad sí lo mira a uno feo, pero es por la cultura que tenemos, más guarachera, más happy… Yo polemizo es con la religión. A uno lo ven pelilargo y barbado y piensan que uno es satánico. Pero Jesús era pelilargo y barbado y no era satánico. Lo ven a uno de negro y lo tildan de cualquier cosa, pero yo ando relajado”.

ALTAVOZ3

05. Hip Hopper (Johnatan)

“Soy así desde los catorce. Me gusta esta música, lo que representa su poesía, la calle. Mis creencias son sencillas: ante todo la humildad. Unrappersin humildad no es rapper. Y el respeto porque en esto todos somos hermanos. No, no: no hemos estado en la cárcel y no, no nos damos bala. En lo visual: pañoletas, botas Brahma, aerografías. Mis grupos son Laberinto, Alcolirykoz, Tarmac… de todo menos el reggaetón que es puro porno musical. Con los metaleros y emos, no nos la llevamos bien pero igual hay respeto. Mi mamá no me dice nada por mi pinta y, aparte, mi ropa me la pago yo camellando”.

ALTAVOZ2

06. Rockabilly Pin-up (Paola)

“No pertenezco a ninguna cultura. No soy hipster: como a los 15 decidí ser rockabilly, mediovintage, pin-up, de pañoleta y medias veladas pero nada llamativo, todo muy neutro… mis tatuajes son neutros, aunque para usted no parezcan. A la izquierda tengo un pato porque mi mamá se llama Patricia, le dicen “Pato” y ese es su animal favorito. El otro es un ancla con una cita de Hebreos 6, 19 – 20, sobre la fe y la esperanza que Dios nos trae, pero yo no soy religiosa sino creyente a mi modo. Escucho Imelda May, The Pioners, The Meteors… Respeto a todos: raperos, metaleros, rastas, emos, porque todas las músicas vienen de lo mismo, del jazz y del blues para convertirse en rock, punk, hardcore… Mejor dicho, cero radicalismos. Odio el reggaetón, eso sí. Trabajo en un banco, voy de tacones, pantalón, camisa larga y al final sigo siendo yo misma. A mi mamá no le gusta que me vista así, pero una vez tuve un accidente y casi me muero; entonces ella me aceptó como soy. A partir de una desgracia, pero todo bien”.

ALTAVOZ1

07. No soy punk (tampoco quiso decir su nombre)

“Yo no me considero punk. Si uno es punkero fino, de verdad, no se deja tomar fotos ni habla de punk. Yo me paro mis pelos, me gusta el ruido, pero no soy punk. Para serlo tendría que cambiar el estilo de vida, ir más allá de ponerme botas y cadenas y vivir guerreando, porque así es la verdadera esencia punk. Por eso yo creo que hay dos tipos de punks: lospuppiesy los hardcore. Yo no soy ni lo uno ni lo otro. Soy un ser humano y ya, ¿sí me entiende? El punk ni siquiera lo llamamos música: lo llamamos ruido y lo que importa es el mensaje. Ojo, que no cualquiera escribe letras punk reales: hay que tener calle, mirar quiénes mueven el poder y cómo nos manipulan. Yo escucho punk desde los 13. El punk está en Medellín, en Colombia, en Estados Unidos, en China, pero nadie nos quiere. ¿Por qué? Porque no seguimos las leyes. Yo sí, pero muchos no lo hacen. Las cochinas reglas de la sociedad: trabajar, tener familia, abrir una cuenta en el banco, nada de eso. Cada uno hace con su vida lo que le da la gana. Uno tiene que ser libre. El ser humano es libre”.separador