POR: Andrea Melo Tobón Martes, 03 Marzo 2015

Porque el conocimiento está a tan solo un click es hora de conocer propuestas que aprovechan el conocimiento de los artesanos y los combinan con las nuevas tecnologías.separador

N

os gusta antojarnos de cosas lindas que vemos en ferias de arte o en tiendas especializadas. Y sí: también recurrimos a las grandes tiendas por el pocillo que falleció ayer porque siempre habrá quien “haga” lo que buscamos. Pero ¿qué pasaría si pudiéramos hacer todas esas cosas que tenemos en la cabeza?

En un principio, los utensilios eran fabricados por nuestras propias manos; luego, las máquinas revolucionaron el comercio y las ciudades y, recientemente, el desarrollo de tecnologías ha hecho posible que hagamos empresa desde casa. Pero el fenómeno del que vamos a hablar es mucho más que una moda.

gif maker

La corriente maker busca transformar la manera en la que resolvemos los problemas de nuestro entorno a través de la colaboración creativa en comunidad y el uso de nuevas tecnologías, como las máquinas CNC (control numérico por computador), el corte láser o las impresoras 3D. Estas nos permiten crear prácticamente todos los componentes de un producto; desde una cuchara, una pieza arquitectónica o un robot. Por un lado, quiebra la verticalidad de los sistemas productivos creados por fábricas o empresas y, por otro, propone que cualquier homo sapiens se desmovilice de su ciclo de consumo para que tome las riendas de su antojo y lo materialice.

El diseñador industrial Jorge Montaña trabajó más de treinta años en compañías que le dieron poca cabida a proyectos creativos, por lo que decidió explorar otras posibilidades y hace parte del grupo de “hacedores” colombianos. “El fenómeno maker generó un cambio en la calidad de la manufactura, es una transformación total de paradigma. Desde la revolución industrial no se ve algo así, y aún no se está hablando bien del tema”, dice.

Y no es que usted aprenda a hacer sillas por ósmosis: la idea es que el conocimiento (planos y diseños) se comparta a través de la web para que cualquiera pueda descargarlos, implementarlos y personalizarlos. La misión –sin demeritar a la academia– es darle un toque propio que hará que usted ame lo que hace, literalmente y en sentido figurado.

Este fenómeno rompe con jerarquías y con la academia tradicional porque no requiere diploma pero sí mucha iniciativa –y, por supuesto, conocimiento–. “Yo creo que va a ser la sacadita de clavo de los diseñadores que no han entrado a la industria o que están en ella pero dejan la creatividad a un lado en la cadena de producción”, afirma Montaña.

Las máquinas de control numérico (CNC) permiten elaborar piezas mecánicas mediante un código introducido previamente que es interpretado en coordenadas X y Y del material a trabajar. La máquina cambia el tipo de herramienta que se necesite hasta que todas las instrucciones que se le dieron sean realizadas.

Las impresoras 3D, por su parte, son máquinas que crean piezas a partir de diseños de tres dimensiones hechos por computador. Recientemente, el uso de estas máquinas ha sido centro de debate por la posibilidad de crear armas de juguete desde casa, pero poco se ha profundizado en la amplia gama de oportunidades que brinda a sectores como el diseño, el arte, la medicina o la construcción.

Para saber un poco más sobre el trabajo de estos nuevos diseñadores, hablamos con cuatro de ellos para que nos contaran su experiencia como makers:

separador

TU TALLER DESIGN (MEDELLÍN)

Estos paisas trabajan en la fabricación de sistemas de mobiliario apoyados en maquinaria de control numérico y en la manufactura tradicional con un equipo de artesanos. “En nuestra empresa, día a día los diseñadores se vuelven mejores carpinteros y los carpinteros, mejores diseñadores; es una unión fundamental para el crecimiento de ambos y para el desarrollo de mejores propuestas objetuales y conceptuales”, dice David Del Valle, gerente de Tu Taller Design y cofundador de Polígono Mobiliario.

La silla Pose es el diseño más complejo que han hecho hasta ahora. Un asiento que les tomó ocho meses producir pues es el primer producto en el que doblaron la madera para que dejara ver sus cantos y sus vetas naturales. 

A veces se cree que adquirir productos de diseño es caro, por lo que los que son creados en fábrica tienden a ser los más comercializados. El problema es que estos productos tienen un valor “inmoral”, según Montaña, porque son creados en unas condiciones de trabajo paupérrimas. Por el contrario, Tu Taller Design tiene una posición muy clara y es que cuando se compra un diseño, se compran historias, anécdotas o procesos interesantes. “Ser colombiano y amar el diseño pero no comprarlo es una contradicción muy grande. Creo que debemos cambiar nuestro pensamiento y ser consecuentes con lo que hablamos y queremos”, concluye David.

separador

AVO STUDIO (MÉXICO)

Se trata de una oficina de arquitectura, diseño industrial e investigación que se fundó en 2014 en Aguascalientes, México, por el arquitecto César Saldívar y la diseñadora industrial Nadia Villalobos. Surgió de la necesidad de generar creatividad más allá de lo convencional, considerando tanto la información necesaria para determinar un proyecto, como los canales de ruido: es decir, la información que intencionalmente se ignora a la hora de plantear una posible solución.

La pieza más compleja que han desarrollado ha sido el Banco 18, ya que usaron herramientas paramétricas (no entendemos muy bien qué es eso, pero la teoría dice que es “el uso de variables y algoritmos que permiten llegar a un diseño y generar todo el rango de posibles soluciones que la variabilidad del diseño inicial permita”). Con ellas, dan la posibilidad de armar y desarmar la silla sin la necesidad de elementos extra de ensamble como tornillos o tuercas. Pero lo difícil no radica en las características anteriores, sino en la estabilidad y resistencia del banco, que cuenta con tres patas que están inclinadas y no tienen un apoyo de 90 grados, por lo que tuvieron que realizar varios prototipos antes de llegar al resultado final.

AVOSTUDIO

separador

DANILO CALVACHE (COLOMBIA)

Danilo Calvache es un diseñador de San Juan de Pasto, que ha basado su trabajo en la adaptación de un aprendizaje mixto (nacional e internacional) a las condiciones locales. Su obra siempre muestra una constante: ser lo más básica posible. No al extremo minimalista, pero sí en una línea parecida a la que predica Mies Van der Rohe: menos es más. Desde talleres tradicionales de metalmecánica, carpinterías y ebanisterías y el uso de tecnologías en empresas italianas de diseño como Edra, Capellini, B&B, entre otras. “Si una imagen vale mas que mil palabras, entonces un objeto vale más que mil imágenes”, afirma el diseñador.

DANILO

Aunque Danilo nació y estudió en Bogotá, fue en San Juan de Pasto donde encontró el espacio ideal para acercarse de primera mano a procesos de manufactura y retomar las influencias de su madre –maestra en artes plásticas. “Las nuevas generaciones de diseñadores (al menos en el contexto colombiano), han perdido la sensibilidad que debe caracterizarnos por estar preocupados en aprender a representar proyectos de una forma virtual. Basta con ver la cantidad de portafolios en diferentes plataformas que muestran cientos de proyectos que no son reales (…). Se ha perdido de alguna manera la noción característica del diseñador: el pensar y el hacer”, asegura Calvache.

separador

MEDIO DESIGN (ESPAÑA)

Desde que entraron en el mundo de la fabricación digital, hace ya 8 años, este estudio de diseño, que a la vez es taller, se ha dedicado a la producción de mobiliario basado en la lógica y la racionalidad combinadas con experimentos que buscan “hacer real lo imposible”.

“Nuestro sueño es seguir creciendo, ser cada vez más autosuficientes en cuanto a capacidad de transformación y producción de ideas, experimentar, incorporar más maquinarias y tecnologías, y ser capaces de crear año tras año objetos que emocionen, inspiren y aporten valor”, dice María Teresa de León, cofundadora del estudio.

MEDIO-DESING

separador

IMPRESIÓN 3D 

Partiendo del movimiento "házlo tú mismo", la impresión 3D es una herramienta que ha cogido fuerza en los últimos veinte años dentro de los diseñadores y creadores empíricos. Este mecanismo tiene la misma base que una impresora de inyección de tinta ya que a partir de un código digital, imprime. En 1970 Charles Hull inventó la estereolitografía, un proceso de impresión que permite que un objeto en tres dimensiones se cree a partir de datos digitales en distintos materiales y hemos llegado al punto en que podemos crear estas impresoras. 

Es decir, la impresión 3D es un conjunto de tecnologías de fabricación en las que se crea un objeto en 3D mediante la superposición de capas de distintos materiales a partir de un modelo digital –puede hacer un juguete, una casa o lo que se le dé la gana–. Hay varios tipos de tecnologías dependiendo del objeto que quiera realizar: 

-La impresión por Deposición o Extrusión (Fusion Deposition Modeling, FDM) crea el objeto a partir de la adición de capa por capa de plástico o polímero, generalmente, aunque también se pueden utilizar metales, cementos y materiales orgánicos. Son las más económicas del mercado (Máximo 1000 dólares).

 

-La impresión mecanizada trabaja mediante un torno de control numérico que esculpe un bloque del material, es decir, quita capas hasta crear el objeto deseado.

 -Compactación mediante laser o SLS (Selective Laser Sintering) el láser convierte el material en polvo y como un yeso, va creando capas del material hasta que forma el objeto requerido. 

-La estereolitografía consiste en la aplicación de un láser ultravioleta a una resina sensible a la luz contenida en un cubo en la que el rayo solidifica la resina en capas hasta que se crea el objeto.

separador

Si se anima a hacer sus propios objetos con ayuda de esta máquina, Óscar Cruz, CEO de OC Design nos dio cinco consejos para empezar a imprimir en 3D y no morir en el intento:  

1. Hacer una buena modelación digital –representación tridimensional a través de un software específico– del objeto a imprimir, preferiblemente hacerlo a partir de sólidos para no tener luego problemas con el procesamiento de los mismos. 

2. Dar un buen espesor de pared –se refiere a la distancia entre a superficie del modelo y la superficie opuesta contigua– se requiere un espesor mínimo de 2 mm para obtener una pared realmente sólida. 

3. Cuando vaya a exportar el archivo al formato de impresión STL -archivo 3D que utiliza una serie de triángulos para describir las superficies exteriores de un modelo 3D– trate de dar una buena cantidad de triángulos para que las piezas no vayan a quedar deformes y tengan el mejor detalle posible. 

4. La elección de la resolución debe ir en función del nivel de detalle que tenga la pieza, para piezas grandes, es mejor seleccionar una resolución gruesa para reducir tiempos de construcción, en piezas pequeñas, es mejor elegir una más fina. 

5. Dependiendo del propósito del prototipo, se debe elegir la tecnología en la cual se va a construir. 

Para evaluar las primeras etapas de diseño es recomendable una tecnología económica, y resoluciones gruesas para reducir costos, mientras que para prototipos de presentación de proyectos, lo mejor es construirlos en máquinas profesionales de alta resolución que permiten dar un excelente aspecto y acabados. 

Boicotear el nudo mental de quién hace qué, la invención y adquisición de una historia más que de un producto y la posibilidad de crear lo que uno quiera a través de la tecnología y de los saberes del artesano, son los prioridades de un hacedor y el conocimiento está a tan solo un clic.

separador

 Más contenidos del especial Nodo #DIY

separador

Etiquetas:

Arte Diseño

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

instagram

INSTAGRAM

youtube