POR: Bacánika Miércoles, 18 Julio 2012

CHOCOO

La película Chocó es una muestra de la creatividad y alta calidad a las que puede llegar el cine colombiano. Con sencillez en el lenguaje cinematográfico, actuaciones creíbles y sensibilidad, el largometraje se destaca dentro de las producciones recientes del cine nacional. El Chocó de Hendrix va más allá de la pobreza, ligada siempre al departamento, y se adentra en sus prácticas diarias y sus formas de pensar.

El trasfondo de la película es el machismo. Chocó es el nombre de la protagonista, una joven trabajadora que tiene dos hijos y un marido holgazán. Sin trabajo estable, sale a diario a buscar qué hay para hacer, algo que le permita ganar los pesos suficientes para la comida, mientras su esposo, un músico que toca la marimba, pasa las horas bebiendo biche y jugando dominó. La historia de Chocó se complica cuando le promete a su hija, Candelaria, una torta para su cumpleaños; algo que sería fácil de realizar, pero no hay plata. La travesía de Chocó para conseguir el dinero para comprar la torta, revela una geografía diversa y hermosa en paisajes, una ideología machista en la región, el trabajo duro y competido de sacar oro del río, la permisión de la mujer al maltrato, la falta de trabajo. Chocó se convierte en la personificación del territorio, del departamento rico en música, tradición y cultura, alegre, fértil y empobrecido.

Jhonny Hendrix Hinestroza es un comunicador social con una larga experiencia en el cine. Desde hace 15 años es productor y en 2003 creó Antorcha Films, una empresa que ofrece servicios de producción para cine y televisión. Participó en la producción de las películas Perro come perro y Dr. Alemán y dirigió el cortometraje Cuando llegan los muchachos. El director decidió hablar en su ópera prima sobre su lugar de origen, de las realidades que conoce, y esa cercanía se nota en la película con su aproximación íntima al paisaje y a las tradiciones. Hendrix logra plasmar la idiosincrasia del Chocó a través de una historia cotidiana y del manejo de recursos cinematográficos que toman elementos del documental.

La geografía del departamento tiene gran presencia en la película que cuenta con numerosos planos abiertos. El paisaje chocoano se muestra en las caminatas de los personajes, en sus desplazamientos y en sus relaciones con el entorno. En especial el río como eje que articula la sociedad con las prácticas económicas que allí se desarrollan y la selva también, como fuente de trabajo y de creencias.    

La participación de actores naturales en los micro relatos que están alrededor de la historia principal y la espontaneidad en las interpretaciones de los actores principales Karent Hinestroza, Esteban Copete, Fabio García, Daniela Mosquera y Jesús Benavides dan a la película los tocados de documental. La cámara se va adentrando en la vida familiar, en la cotidianidad de los personajes. Mujeres que pelean por el mismo hombre, que hablan entre ellas de las experiencias con su pareja, que toleran la violencia del hombre. La película esta plagada de alusiones simples a problemas sociales mayores. Hay una escena en la película en la que Chocó recibe un golpazo de su marido en la calle, a la vista de todos y nadie dice nada, allí queda clara la normalización del maltrato.  

La película inauguró la edición 52 del Festival de Cine Internacional de Cartagena FCCI, luego de su exhibición en la sección Panorama del Festival Internacional de Cine de Berlín de este año. Chocó está en esa corriente del cine colombiano que hace propuestas a la altura de festivales internacionales, que se aleja de los folclorismos y de las formas televisivas que apelan al mero entretenimiento. El largometraje de Hendrix también entretiene, pero además muestra el acontecer de una región, provoca reflexiones y conmueve, como lo hace el buen cine. 

 

Etiquetas:

Cine Colombia

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

instagram

INSTAGRAM

youtube