La Derecha llega a sus últimas funciones

Después de treinta años de estar haciendo música en pequeños bares de salsa y en grandes festivales de rock, La Derecha se retira con un nuevo disco y un legado sonoro que ya comienza a resonar en las nuevas propuestas musicales de la capital.

separador

apertura la derecha

E

n estos días el centro de Bogotá parece premonitorio. En la cartelera del teatro Jorge Eliécer Gaitán se lee en la primera línea: “La Derecha”, y en la segunda: “Últimas funciones”. Aunque parezca un guiño a la situación que atraviesa el país, la imagen realmente es un recordatorio de que una de las bandas que más ha hecho por el rock colombiano se despide de los escenarios para siempre. O eso es lo que sus integrantes, Mario Duarte a la cabeza, repiten una y otra vez.

“Últimas funciones” es un adiós y también un disco. La banda comenzó a despedirse de los escenarios en septiembre con un concierto en Nueva York y ha ido bajando por algunas pocas ciudades más hasta llegar a Bogotá. En teoría, a menos que algo extraordinario ocurra, el 7 de diciembre La Derecha dará su último concierto en la ciudad, antes de pasar a Tunja y terminar de una vez por todas con esta fiesta larga de treinta años.  

Al mismo tiempo, el evento en el Jorge Eliécer es una excusa para celebrar el lanzamiento de un disco con ese nombre lapidario: Últimas funciones. Este recoge nueve canciones de larga duración, entre las que hay versiones inéditas de algunos clásicos de la banda y dos o tres nuevas que ya están circulando por diversas plataformas. Por ejemplo, esa canción que usa una letra de Bob Dylan y Mario Duarte canta como recitando, fiel a lo que ha sido siempre el sonido del grupo. Así que el adiós en este caso también es un volver.

Parece un chiste flojo de esos que cuentan los bogotanos. La Derecha nació en los noventa como la respuesta de un grupo de amigos punkos, metaleros y salseros a la jodida situación política que atravesaba el país. En alguna entrevista, Mario Duarte asegura que “en medio de esa posibilidad de que no hubiera un mañana, no quedaba otra opción que vivir el día a día, y para los integrantes de la banda, eso era el rock, la salsa, la rumba, la calle”. Treinta años después se despiden en un mundo que sigue jugando bajo las mismas reglas. Al menos queda como consuelo que la rumba estuvo buena todo este tiempo.

apertura la derecha

De arranque, es posible pensar que ese no haber mañana explique el surgimiento reciente de tantas bandas bogotanas con ese sabor a punk y rumba con guayabo, a cansancio capitalino. Porque justamente así es cómo suena La Derecha: a sábado en la madrugada cuando en la fiesta solo quedan algunos amigos tomados, cantando, riendo, bailando para bajarle al frío mortal que cae desde los cerros. ¿No es esa una sensación chévere (pasa usar al menos una palabra rola)? Es innegable que hay algo de La Derecha en bandas como Nicolás y los fumadores, Quemarlo todo por error o Las Yumbeñas. Es innegable que una generación entera creció con Mario Duarte en el MP3 diciendo una y otra vez: “¡Ay, qué dolor!”.

La Derecha se termina porque aún la cosa está buena y no quieren embarrarla. Eso abre la posibilidad para que las últimas funciones no sean las últimas. Ya se habían separado antes, en 1997, y trece años después volvieron con un disco bajo el brazo. Sin embargo, pensar en un posible regreso en este momento no tiene sentido, eso es terreno para los que leen la palma de la mano y el cuncho del café. El hecho es que una de las bandas que abrió camino en el rock colombiano, que puso un ladrillo para el edificio que hoy es Rock al Parque, y que demostró que en Bogotá también se compone música con guitarra eléctrica, se despide. Y lo hace con nostalgia y dramatismo, como cualquier rolo decente, diciendo como quien espera el bus: “si lloré o si reí, lo importante es que emociones viví”.

separador cierre

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

ETIQUETAS:

 
Lo invitamos a suscribirse a nuestro news letter

Please enable the javascript to submit this form

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN

Please enable the javascript to submit this form



Facebook    Instagram    Youtube   Twitter 
©Copyright 2019  /  Diseño web -  Revista Editorial Bienestar S.A.S.  /  Todos los Derechos Reservados.  /  Soportados por: Nuvoll.com