Playlist de Fabuloso para trapear la casa

Fabuloso (sí, la marca de limpiapisos) creó varias listas de reproducción para hacer el aseo de la casa escuchando música. Compartimos con ustedes este esfuerzo altruista para ayudarnos a sobrellevar la física, mística y poética del cotidiano trapear.

separador
Para limpiar hasta tu recuerdo

E

l ser humano moderno se enfrenta a múltiples problemáticas que hacen de su vida diaria un desafío. Los colombianos, en particular, vivimos en un país caótico: semana a semana nos movemos entre los eventos tragicómicos de nuestra realidad nacional. Por ese motivo agradecemos cuando alguna persona valiente se enfrenta a una de esas dificultades y se ofrece a hacerla más llevadera para el resto de nosotros. En este caso, hacer el aseo de la casa.

Las labores domésticas suponen una paradoja. La relación de la humanidad con la loza, la plancha y el trapero es tan habitual como tensa. La música es un atenuante para ese rigor físico, hasta el punto de que todo un género musical está rotulado en función de la plancha. Hasta hoy, no había existido una catalogación similar en torno al balde y el trapero.

Trapeamos diaria o semanalmente, solo para ver cómo la casa se vuelve a ensuciar. A partir de los siete días de no haber trapeado se empieza a notar en el suelo la suciedad de la calle que queda impregnada en los zapatos. Como el Transmilenio en hora pico, arrastramos el smog y los residuos de la vida urbana desde el terreno de lo público hacia la intimidad de lo privado: allí, sobre las baldosas, conviven minúsculos residuos orgánicos, desde la esquina crujiente de la empanada ilegal hasta el biodegradable popó de perro.

Es así como trapear es un acto inútil, comparable a la tarea impuesta por los dioses a Sísifo, quien estaba condenado a cargar una piedra todos los días hasta la cima de una colina solo para verla rodar nuevamente cuesta abajo, y así sucesivamente durante toda la eternidad. Si Sísifo hubiera nacido en la actualidad sería condenado a trapear un gran salón de baldosas blancas lleno de personas inconscientes que pisan justo después de haber pasado la trapera. Y que no se limpian los zapatos en el tapete de la entrada.

El aseo tiene esa circularidad interminable, pero necesaria. Lo hacemos con esfuerzo resignado y agradecemos a quienes lo hacen a diario. Pero, como para el ejercicio o el amor, sabemos que una buena banda sonora hace más dulce cada actividad. Es aquí donde entra Fabuloso, que en un acto de admirable absurdez le encargó a uno de los trabajadores de su empresa (probablemente a un practicante entusiasta) la tarea de crear una serie de playlists para limpiar la casa. He aquí una breve reseña de cada una de ellas, escrita por un practicante entusiasta.

Para raspar la chancla

Esta lista de reproducción está diseñada para lavar la casa mientras se mueve al ritmo de las canciones con las que su tía le enseñó a bailar merengue. Incluye clásicos del género como como “Suavemente” de Elvis Crespo, “Culikitaka” de la Banda Cana Verde y “La Vaca” (sí, la misma vaca) de Mala Fe. Además hay otras canciones que le aportan algo de dinamismo a esta playlist tales como “La bomba de Azul Azul”, que más que ganas de lavar la casa le van a dar ganas de colarse en la hora loca de una fiesta de quinces; “Atrévete-te-te” de Calle 13 o “La vida es un carnaval” de Celia Cruz.

Mateando y trapeando

Esta es la playlist más popular de las ocho que han sido creadas hasta ahora, con 21.460 seguidores al momento de la publicación de este artículo y además tiene la acertada descripción: “música para hacer rituales…de limpieza”. Está compuesta por clásicos del heavy metal como “Breaking the Law” de Judas Priest, “Run to the Hills” de Iron Maiden y “Thunderstruck” de AC/DC. Adicionalmente se incluyen otras canciones de subgéneros más pesados del metal como “Walk” de Pantera, “Madhouse” de Anthrax o “Ace of Spades” de Motorhead, lo cual se agradece para lidiar con esas manchas difíciles de sacar.

Duro de trapear

Hablando de manchas difíciles, continuamos con la playlist Duro de trapear. Cuando crearon esta lista de reproducción no se pusieron de acuerdo en cuál sería su identidad ni cuáles serían los criterios de selección para escoger las canciones, lo cual dio como resultado una melcocha de temas de Gloria Trevi, Shakira, Don Omar, Selena, Hombres G, Chichi Peralta y Mecano. Una lista tan impredecible y ecléctica como el paisaje emocional que acompaña los actos solitarios de la vida doméstica: desde el llanto melancólico de no te extraño hasta la euforia afirmativa de “Pelo suelto”. ¿Qué tiene que ver “Niña bonita” de Chino y Nacho con quitar el pegado del arroz de una olla? Descúbralo haciendo clic abajo, subiendo al máximo el volumen y arremetiendo contra ese caldero obstinado.


duro de trapear
Para limpiar hasta tu recuerdo

Este es el ejemplo de una playlist que tiene clara su misión en la vida, la cual bien podría ser ayudarle a lavar los platos con las lágrimas que está derramando desde que ese ser amado le dejó. Esta lista es perfecta para aquellos que enfrentan el despecho limpiando compulsivamente la casa, con la esperanza de eliminar hasta el más mínimo olor que traiga el recuerdo del amor perdido. Aquí podremos encontrar canciones como “Llorarás” de Óscar de León, “Todavía” de La Factoría, “Hasta que te conocí” de Juan Gabriel y “Mis ojos lloran por ti” de Big Boy y Ángel López (imagínese rapeando mientras echa las sábanas a la lavadora). Esta playlist también incluye la que podría ser la cumbia más triste que se ha hecho hasta ahora: “Cómo te voy a olvidar” de Los Ángeles Azules. Una lista muy recomendada, bien lejos del Baygon.

Limpiando hasta abajo

La descripción de esta playlist dice: “para limpiar duro contra el muro y macizo contra el piso”. Se trata de una lista de reproducción de reggaetón, las cuales son, en opinión de este practicante, de las más difíciles de hacer. Se pueden destacar varias selecciones como “Abusadora” de Wisin y Yandel, “Salió el sol” de Don Omar, “Con altura” de La Rosalía y “Papi Chulo” de El Chombo. Estas canciones lo van a animar a limpiar la casa perreando hasta abajo; aunque, para ser justos con la potencia del género, puede que esta selección lo deje iniciado. Podría funcionar más como un preámbulo que como una fiesta de limpieza a poca luz. Más foreplay doméstico que aseo sensual.

Lo mejor de La Vanda

Esta selección de rancheras, carrilera, norteña y popular inicia con la muy conocida “Adiós amor” de Christian Nodal y continúa con varios éxitos de otros grandes intérpretes mexicanos como Pancho Barraza y Valentín Elizalde, también conocido como El Gallo de Oro. Esta playlist se puede usar para ejemplificar un principio fundamental en la creación de listas de reproducción: una buena playlist debe funcionar tanto si se reproduce en el orden en que está propuesta como si se reproduce en orden aleatorio. No hay mucho más que decir, además de que a quien se le haya ocurrido el nombre de esta lista deberían darle un premio de marketing o un bono para suministros vitalicios de detergente.

Empoderad@ haciendo limpieza

Otro gran acierto de todas estas listas de reproducción son sus imágenes, las cuales incluyen tanto a hombres como a mujeres y niños limpiando la casa. La imagen de esta playlist es una recreación del famoso cartel We can do it, usado como publicidad durante la Segunda Guerra Mundial para alentar a la fuerza de trabajo femenina, la cual por primera vez estaba trabajando en las fábricas en reemplazo de los hombres que estaban peleando la guerra. Esta playlist está compuesta por algunas de las canciones más conocidas de grandes artistas femeninas como “Rolling in the Deep” de Adele, “Te aviso, te anuncio” de Shakira y “I Will Survive” de Gloria Gaynor. Su descripción reza: “esta casa la limpio yo. Conmigo basta y sobra”. Sí: basta y sobra. Tremenda.

Verde, Blanco, Rojo y Fabuloso

Esta es la última playlist creada, está dedicada exclusivamente a artistas mexicanos, y rinde homenaje a la tradición cultural del país donde se creó la lista. Incluye canciones como “México lindo y querido” interpretada por Vicente Fernández, “México en la piel” en la voz de Luis Miguel y “La bikina” cantada por Karol Sevilla. Se trata de una gran selección que puede ser disfrutada por cualquiera, sin importar su nacionalidad. Aunque se recomienda acompañarla con un fabuloso tequila o mezcal, tenga cuidado de no regar el trago en el piso, pero si pasa, relajado, ahí está el trapero y buena música para volver al interminable ciclo de limpiar felizmente lo que volverán a ensuciar los zapatos y el tiempo.

separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

ETIQUETAS: