POR: Amalia Andrade ILUSTRACIÓN: Alejandro Mesa Martes, 21 Junio 2016

 

¿No se ha atrevido a contarle al mundo sobre sus gustos? Anímese, aquí le ayudamos un poco a revelar ese secreto que, al menos en la legislación colombiana, no es ningún delito.

separador

tumblr inline mjpzo57lCz1qz4rgp

Lo primero es confirmar su orientación sexual. ¿Es hombre y ha estado enamorado de Axl Rose toda la vida?, ¿cuando niño tuvo un poni? ¿Es mujer y creció obsesionada con Britney y no con los Backstreet Boys? ¿Siente felicidad profunda cuando ve un arcoíris y no entiende por qué? Si la mayoría de respuestas son afirmativas pase a la siguiente pregunta.

separador

tumblr inline mjpzq91zyf1qz4rgp

Repita en voz alta frente al espejo: Soy lesbiana, soy lesbiana, soy lesbiana. Soy gay, soy gay, soy gay. Haga esto hasta que se le quiten las ganas de vomitar, la inseguridad ontológica, el miedo y la incomodidad. Si no está funcionando, cante “Born this gay”, perdón, “Born this way” de Lady Gaga en loop. Nota: No se vale quedarse en este punto toda la vida.

separador

tumblr inline mjpzrpNpLn1qz4rgp

Ármese de valor y cuéntele le verdad a la gente que ama en este orden: 1. amigo chévere que sospecha está en las drogas y cuando le cuente su secreto se sentirá obligado a contar el suyo, así que todo será menos grave e igual él/ella estará drogado y no le importará. 2. Su hermano(a) de confianza; si no lo tiene, un amigo que no esté en las drogas. 3. Su mamá. 4. El resto del universo. Nota: Salir del clóset por Facebook es un rotundo NO-NO.

separador

tumblr inline mjpzuaJ4QW1qz4rgp

Tenga a la mano respuestas porque vivirá bombardeado de preguntas. Si es gay no sé que le van a decir pero supongo que le preguntarán si es activo o pasivo, o cosas así. Si es lesbiana vivirá sobreviviendo a la pregunta: “Pero no entiendo, ¿cómo tiran las lesbianas?”. Sea fuerte, tenga paciencia, medite.

separador

INS-BCKN-4

Disfrute, sienta orgullo, sea usted mismo, no deje que lo matoneen, baile todas las canciones de Cher –si le gusta, por supuesto–, cante “A quién le importa” a todo volumen –o “I want to break free”–, vaya a Theatron –pero poquito–, use condón, no haga orgías, no venda drogas, obsesiónese con The L Word o con Queer as folk. Y simplemente siga con su vida porque usted no es ningún bicho raro. Mejor dicho: sea tan feliz como le sea posible.

separador

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

RELACIONADOS