POR: Chilango Páez Jueves, 18 Febrero 2016

 

Algunos tienen superpoderes, otros armas que envidiaría el ejército gringo y todos, muy buenas intenciones. Sin embargo, estos personajes producen más risa que respeto.

separador

DEADPOOL

Está debutando en la pantalla gigante después de 25 años viviendo en el papel. Se trata de un mercenario mutante con problemas mentales, una boca muy grande y una cara muy fea, “igual que un testículo con dientes”. Aunque su historia ha cambiado con sus diferentes versiones y adaptaciones –tanto que pasó de villano a antihéroe–, la historia siempre es la de un tipo muy chistoso que actúa con mucha violencia.

separadorFENOMENOIDE

Si bien nunca tuvo una gran audiencia, su humor y la mezcla de animación con material de archivo convirtió a la serie de Warner en un objeto de culto. El protagonista es un héroe adolescente muy geek y medio maniático al que le suelen quedar grandes las misiones para luchar contra villanos como un cazador de nerds o un faraón invisible. De aquí nació la sección Relax-O-Vision, para olvidar las preocupaciones.

separadorKICK ASS

En 2008 apareció la historieta sobre un joven que decide disfrazarse de superhéroe para luchar contra el mal y se convierte en un éxito viral en Internet. Dos años después, cuando se dejó de imprimir, se le hizo una adaptación al cine muy acertada (y polémica tanto para los puristas del cómic como para los puritanos de las buenas costumbres). Violencia grosera, mucho dolor y muchas más carcajadas.

separadorSÚPER CERDITA

Con una vida bastante corta en la televisión y las historietas, este personaje japonés le mete chistes a las ñoñas superheroínas del género mahō shōjo. La protagonista es una niña más bien histérica y desjuiciada que poco se preocupa por el bien de la humanidad cuando obtiene los poderes sobrenaturales que le da un marrano extraterrestre. Su interés en realidad es enamorar a un compañero de clase.

separadorLA MÁSCARA

A finales de los ochenta nació este cómic sobre una máscara que dota de poderes mágicos a quien la use. Su humor, que puede ser un poco pasado para los más delicados, mereció una exitosa adaptación cinematográfica –tal vez el mayor clásico de Jim Carrey– y una serie animada. En estas versiones, el protagonista se convierte en un superhéroe que, por encima de su benevolencia, sólo sabe hacer reír a los demás.

separadorEL PROFESOR SÚPER O

Los superhéroes en Colombia sí existen. Nacido del equipo que hizo El siguiente programa, este proyecto combina el humor local con una misión didáctica. En principio, combatía la injusticia idiomática pero al final se concentró en bajar los índices de ignorancia un poquito. Con prontitud, este maestro nos ha dado valiosas lecciones valiéndose de vehículos inspirados en la biodiversidad del Pacífico colombiano.

separadorEL GRAN HÉROE AMERICANO

Entre 1981 y 1983, con repeticiones incesantes hasta los noventa, este rubio con rizos perfectos y pocos músculos hizo reír a los más escépticos. La historia es la de un tipo común y corriente al que unos alienígenas le regalan un traje que le brinda superpoderes. El problema es que a Ralph se le pierde el manual de instrucciones y le toca aprender a los golpes a usar sus capacidades. Atención a los… ¿efectos especiales?

separadorLA GARRAPATA

Esta parodia a los superhéroes clásicos, no sólo carece de grandes poderes y de un disfraz digno sino que también sufre de algo de demencia, músculos torpes, memoria corta y otras fallas mentales que lo llevan a crear más problemas de los que es capaz de solucionar. Nació como un fanzine y ha sido tal su éxito que ya cuenta con varias versiones para televisión –la más famosa se programó a mediados de los noventa–.

separadorLOS AMIGOS DE LA JUSTICIA

El Mayor América, Val Halen y el Increíble Gigantón son los protagonistas de este enlatado que hacía parte de El laboratorio de Dexter. Por supuesto, cada uno representa burlas al afectado patriotismo, la pose metalera y la fuerza bruta, y sus misiones más serias se solucionaban por golpes de suerte. Los mayores enemigos que en realidad enfrentaban eran sus propias incapacidades a la hora de compartir apartamento.

separadorEL CHAPULÍN COLORADO

Aunque sólo tengamos el privilegio de conocerlo en Latinoamérica (y de ser objeto de un homenaje en Los Simpson con El Hombre Abejorro), este es probablemente el antihéroe más adorable de la historia. Sus efectos especiales demuestran que todo es posible, sus armas sólo producen risa, sus némesis ostentan nombres como Chimpandolfo y sus frases de cajón representan todo lo que no debe ser un superhéroe.

 

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

RELACIONADOS