POR: Juliana Abaúnza ILUSTRACIÓN: Carolina Urueta Lunes, 14 Septiembre 2015

No le dé vergüenza: cada cual puede hacer con su tiempo libre lo que se le antoje.
Si usted no ha visto ninguna de las siguientes series, aquí le damos una copialina para que finja que sabe tanto como cualquier tuitero.
 separador

U

sted tiene una de esas cosas que llaman “trabajo” o “vida” y no entiende de dónde sacan tiempo sus amigos para ver tantas series. Así que si está mamado de que lo excluyan de conversaciones que giran en torno a quién es el personaje más inteligente de Game of Thrones o si ya no soporta a los que le dicen casi gritando “¿CÓMO ASÍ QUE NO HA VISTO BREAKING BAD?”, esta guía es para usted. Se acabaron los días en los que se sentirá juzgado por no tener tiempo para estar aplastado frente a una pantalla, ahora podrá aparentar ser un seriéfilo más. Fingir es fácil; lo más probable es que su interlocutor no esté interesado en lo que usted tenga para decir y solo quiera ser escuchado como si su opinión fuera lo más importante del mundo.

CÓMO FINGIR QUE VIO BREAKING BAD

breaking-bad

Los fanáticos de esta serie son los nuevos Testigos de Jehová. Van casa por casa, fiesta por fiesta, reunión laboral por reunión laboral, preguntando “¿tiene un minuto para enterarse de las bondades de Breaking Bad?”. Es muy probable que usted haya tenido un encuentro con alguno, así que seguramente sabe que frases como “vi un capítulo y no me enganchó” o “no he tenido tiempo de verla” son como echarle alcohol al fuego. Lo mejor que puede hacer es elogiar a la serie con alguna de estas frases que lo sacarán de apuros, esperar a que el fanático empiece a hablar durante lo que pueden parecer horas y decir de vez en cuando “ajá” o “sí, estoy de acuerdo”:

Diga que Bryan Cranston (el actor que hizo el papel de Walter White) es un genio de la actuación, que desde Malcolm usted sabía que el tipo era el mejor y que, de ahora en adelante, va a ver todas las películas en las que él salga, así sea solo un cameo.

Cuando el fanático mencione a alguien llamado Jesse, solo diga “Bitch” y ríase.

Diga que usted siempre quedaba con hambre cada vez que mostraban algo de Los Pollos Hermanos. Si quiere enloquecer al fanático, dígale “esa salsa Franch se veía buenísima”.

Recite la frase “I am the danger” con cara seria (no importa si su inglés no es el mejor). No tiene que decir nada más. Si suelta esa frase sin contexto, el fanático se emocionará y creerá que usted es igual a él.

Diga que la muerte que más le dolió fue la de Mike.

Diga que su capítulo favorito es “Ozymandias”.

Si lo que quiere es que el fanático hable eternamente, pregúntele si le gustó el final o no. Sea lo que sea que responda, usted debe decir que está de acuerdo.


CÓMO FINGIR QUE NO SE PIERDE GAME OF THRONES

game-of-thrones

Los fanáticos de Game of Thrones no descansarán hasta que cada uno de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo o estudio hayan visto la serie. El problema es que a usted no le llama la atención ese cuento de la fantasía medieval por más que los fanáticos le digan que la serie es mucho más que dragones y magia. O tal vez ha oído tantas veces a los seguidores quejándose por las constantes veces que la serie les ha roto el corazón y por eso su instinto de preservación le hace alejarse de la pantalla. O sencillamente no quiere verla porque le da pereza. Sea como sea, estos trucos le ayudarán a camuflarse en cualquier discusión y pasará de ser el que ha estado callado durante quince minutos a un apasionado más de Game of Thrones:

Lo más importante que debe hacer como fingidor profesional es aprender a pronunciar los nombres. No sea esa persona que dice “Tairon Lannister” porque los fanáticos se van a dar cuenta de que está hablando paja. Practique con los nombres de los personajes más populares: Tyrion (se pronuncia Tirion), Daenerys (Deneris), Arya (Aria), Cersei (Cersi) y Jaime (Yeimi).

Como si fuera la persona más indignada del planeta, diga: “no entiendo qué es lo que tiene Martin contra los Stark”.

Cada fanático tiene un personaje favorito diferente y todos odian a algún personaje así que la apuesta más segura para que nadie empiece a pelearle es que diga “pero definitivamente el mejor de todos es Tyrion”. Nadie va a estar en desacuerdo porque Tyrion es una chimba.

Si alguien menciona una cosa llamada “Red Wedding”, haga cara de tristeza y diga “no estoy preparado para hablar de eso”.

Diga que esa escena en la última temporada cuando Jon pelea contra el White Walker lo hizo saltar del sofá.

Diga que Varys es realmente el único personaje patriótico que se preocupa por el pueblo y no por intereses egoístas.

Dos preguntas le asegurarán que los fanáticos hablen durante horas sobre sus teorías y dejen de preguntarle pendejadas: “¿ustedes quiénes creen que son los papás de Jon Snow?” o “¿ustedes creen que Jon sí está muerto?”.

Responda “Hodor” a todas las preguntas que le hagan: “¿Cuál es su escena favorita?: HODOR”, “¿Cuál es la familia que le cae mejor?: HODOR”, “¿Quiere otro trago?: HODOR”.


CÓMO FINGIR QUE USTED ES EL MÁS FAN DE MAD MEN

mad-men

Los fanáticos de Mad Men son un poco más calmados que los de Breaking Bad o Game of Thrones. De todas formas, acá tiene unas frases que le permitirán parecer un sofisticado conocedor de la serie y esconder su verdadero ser, como si fuera el protagonista de Mad Men:

Si está rodeado de gente pretenciosa y quiere ser uno más, diga que usted veía cada capítulo con un vaso de whisky en la mano. Si quiere sonar aun más pretencioso, diga que era con un Old Fashioned en la mano.

Diga que la serie no tuvo un solo protagonista, que la historia de Peggy es igual de importante a la de Don Draper.

Diga cosas como “estéticamente era impecable”, “la dirección de arte era increíble” o “el vestuario me encantaba”.

Pregúntele al fanático si le gustó el final. Lo más probable es que le diga que sí así que diga que a usted también le encantó –en el caso contrario, también dele la razón–.

Diga una de esas frases que suenan más profundas de lo que realmente son: “Es muy interesante ver cómo la serie tocaba los roles de género y temas raciales en los años 60 en Estados Unidos, ¿no le parece?”.

Recite la frase “Not great, Bob!”.

Diga que uno de sus personajes favoritos era Sal Romano.

Finja que sabe mucho sobre historia televisiva con la frase: “¿Sabían que el creador de la serie trató de venderla a HBO pero no la compraron? Qué error”.


CÓMO FINGIR QUE LE ENCANTA THE WALKING DEAD

TWD

Con frecuencia usted se pregunta cuántas temporadas van ya de esta serie, ¿5? ¿12? ¿749?. Tal vez exista una razón científica para explicar el hecho de que los no fanáticos de The Walking Dead sientan que esta serie lleva décadas al aire. Con cada nueva temporada, los amantes de este drama zombi inundan Facebook con fotos, videos y estados en los que dicen cosas sin sentido como “WOW, ese capítulo estuvo sjagkjasnBCDS”. Lo bueno es que aparentar que ha visto esta serie es mucho más fácil que con las anteriores:

Tenga en cuenta que en la serie nadie dice la palabra “Zombi”. En cambio, usan “Walker”. No diga “esa parte en la que el zombi se comió a ese personaje afroamericano” sino “esa parte en la que el walker se comió a ese personaje afroamericano”.

Diga que nunca ha odiado tanto a un personaje como odió a Lori.

Diga que Carl tiene una cara que dan ganas de pegarle un puño.

Diga que entre más psicópata se vuelve Rick, mejor le cae.

Diga que una de sus cosas favoritas es el cambio que ha tenido Carol.

Diga que su personaje favorito es Daryl. Es muy probable que el fanático con el que esté hablando esté de acuerdo con usted. separador

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

RELACIONADOS