POR: Natalie López Valencia Jueves, 17 Noviembre 2016

 

El financiamiento colectivo es una solución para proyectos independientes. Y no se trata de pedir limosna.

separador¿Tiene un proyecto pero no sabe cómo financiarlo? Proyectos de todo tipo (científicos, empresariales, humanitarios y artísticos, entre otros) pueden recurrir a la cooperación colectiva. Acá le compartimos un paso a paso para llevar a cabo con éxito una campaña de crowdfunding y que sus ideas no naufraguen en el cajón del olvido por falta de plata.

1. Fije una meta económica: ¿cuánto dinero espera recaudar? Sea realista, aquí la idea no es ganarse la lotería sino producir algo. Defina los costos y piense qué tanto es posible conseguir.

2. Elija una plataforma. Para esto es indispensable tener en cuenta la modalidad de financiamiento que ofrecen diferentes sitios. Estas son las dos más comunes:

Fixed Funding (financiamiento fijo). En este tipo de campañas, los proyectos sólo reciben dinero si alcanzan la meta económica proyectada. De lo contrario, el dinero aportado es devuelto a los donantes.

Flexible Funding (financiamiento flexible). El proyecto recibe el dinero que recaude, aunque no se logre alcanzar la meta de la campaña. Sin embargo, en algunas ocasiones, la comisión (porcentaje que cobran las plataformas sobre el total recaudado) suele ser más alta cuando no se llega a la meta.

CROW 1

No le dé pereza, lea los términos de la plataforma, tenga en cuenta las comisiones y vuelva al primer punto para asegurarse de que escoge un buen segundo punto.

3. Piense en estrategias de difusión. Pregúntese a qué público va dirigido su proyecto y qué obtiene la gente a cambio de apoyar su idea. No pida limosna, considere a las personas como colaboradores y ofrezca la posibilidad de hacer parte de una buena idea a cambio de una contribución. Generar identidad siempre es una buena estrategia para que el público se vincule emocionalmente con las propuestas. Para ello puede apostarle tanto a estrategias online como fuera de internet. Mejor dicho: haga ruido, no piense que la plataforma va a llevar a las personas a su campaña, sino en cómo llevar personas a la plataforma.

4. Elabore contenidos. Acá puede explotar su imaginación y dárselas de creativo tanto como quiera. Realice piezas gráficas o audiovisuales que vinculen emocionalmente a las personas y generen una comunidad alrededor del proyecto. Una opción es un video corto y llamativo que refleje la pasión del equipo y el impacto de la idea. Realice piezas diferentes para que no publique siempre lo mismo.

separador

Sugerencia: es muy importante mostrar el equipo humano que está trabajando detrás de la pantalla, así como explicar claramente en qué se invertirá el dinero una vez recaudado, para que la campaña genere confianza y brinde seguridad a los colaboradores.

separador

5. Piense las recompensas que se distribuirán después de la campaña. Este es un concepto muy importante dentro del crowdfunding: se trata de lo que recibe quien aporta dinero para el proyecto; pueden ir desde piezas físicas hasta postales virtuales personalizadas, eventos, experiencias o acceso a información o a material adicional. Esta elección depende del tipo de proyecto, del público al que vaya dirigida la campaña y de los gastos de producción que implica el tipo de retribución que usted pueda costear. Que el caldo no le salga más caro que los huevos.

CROW 2

6. Ejecute la campaña. Genere expectativas antes de lanzarla y haga una lista de colaboradores potenciales. Amigos y familiares pueden echar una mano y ser los primeros en aportar y en ayudar a difundirla. Esté pendiente de la respuesta de la gente y ejecute planes de contingencia en caso de necesitar mejorar el alcance o la interacción: recuerde que el objetivo es generar una comunidad en torno al proyecto. La campaña de crowdfunding y el movimiento a través de las redes sociales no sólo le ayudarán a conseguir su meta económica, sino que le servirán para consolidar su primer público.

7. Coseche. En esta etapa se envían las recompensas y se espera el desembolso del dinero recaudado. No abandone a sus colaboradores después de que se cierre la campaña. Sea agradecido y continúe cultivando esa comunidad aún después de terminado el proyecto.

Recuerde que el crowdfunding es una buena herramienta para financiar una parte de un proyecto, pero no debe ser la única estrategia sino una de las posibilidades. La inversión privada, convocatorias, fondos de financiación (como el FDC en Colombia para iniciativas audiovisuales), entre otras opciones, sirven para que un proyecto sea viable e incluso rentable.

Para que se inspire y vea que esto es posible, acá le compartimos cinco casos de éxito de estrategias colombianas de crowdfunding:

1. La Fundación Tin Tin Corre Corre realizó una campaña en Skyfunders para financiar el proyecto “Despertando el potencial de los jóvenes en zonas rurales. Buscaba capacitar a futuros agentes de cambio, especialmente en las zonas más afectadas por el conflicto armado. En este caso particular, la jornada de capacitación fue dirigida a jóvenes y niños de la vereda San José en el municipio de La Ceja (Antioquia). Lograron recolectar 120% de la meta: $3.866.071 de pesos, de los tres millones fijados inicialmente.

La campaña ofrecía varias recompensas dependiendo de la contribución: por $20.000,los colaboradores recibían un video de agradecimiento y una foto digital. Se llegaba hasta los $500.000, a quienes se les ofrecía la posibilidad de hacer parte, con un acompañante, de la jornada de capacitación y recibir certificación por su apoyo y asistencia. Se entregaron piezas como el póster oficial, reconocimiento empresarial, presencia web e incluso conferencias para capacitar a un equipo de trabajo o comunidad en temas de liderazgo. Frases como: “esto generará reconocimiento para tu organización”, “te sentirás orgulloso de mostrar que aportaste al cambio de vida de estos niños” acompañaron la oferta de recompensas.

CROW 6

2. Adiuvo, una apuesta para mejorar la calidad del proceso de enseñanza y aprendizaje, principalmente en escuelas de zonas rurales y vulnerables de Colombia, realizó la campaña“Veo luego aprendoen la plataforma La Vaquinha El proyecto consistía en disminuir la brecha de aprendizaje de niños con dificultades visuales en colegios de Chigorodó (Urabá antioqueño), para lo cual desarrollaron una brigada médicopedagógica con un equipo compuesto por optómetras, enfermeras, educadores y voluntarios de apoyo. El objetivo era brindar un diagnóstico temprano de agudeza visual y, en caso de ser necesario, proporcionar gafas con su fórmula respectiva.

Los colaboradores recibieron un correo de agradecimiento por su aporte y durante toda la campaña fueron informados, mediante videos publicados en redes sociales, acerca de todo lo concerniente a la campaña y sobre de la problemática de salud visual en el país y en Chigorodó.

En esta campaña, además de utilizar la plataforma de crowdfunding, realizaron un concierto con la banda Monsieur Periné. La totalidad del dinero recaudado en las entradas fue donado para la campaña. También realizaron encuentros con donantes e incluso con materiales para la brigada. Todas las personas que asistieron al concierto, al igual que los donantes, recibieron una postal de agradecimiento.

Recaudaron 102% de la meta, alcanzando más de los 15 millones fijados inicialmente.

3. El músico Juan Andrés Ospina realizó una campaña en Kickstarter para financiar la grabación de su disco The Big Band, con 26 músicos de diez países diferentes. Logró recaudar $35.015 dólares de los $32.000 que había fijado como meta.

Ofreció recompensas por contribuciones desde los 15 hasta los 10.000 dólares, que iban desde copias digitales del álbum, envío de copias en CD, clases o charlas de una hora (personalmente o por Skype) para hablar sobre el disco o la música, hasta invitaciones a ensayos con la banda. El aporte de los 10.000 dólares ofrecía la composición de un tema más para el álbum con el nombre del colaborador (como “Cumbia para Andrés”), una invitación a la grabación, el logo de su compañía como patrocinador oficial y su nombre en los créditos como productor ejecutivo.

La campaña tuvo contenidos audiovisuales que se difundieron a través de redes sociales. Las piezas se realizaron desde ángulos como el humor, la música, las expectativas y las historias relacionadas con el proyecto. Acá puede echarles un ojo para que se inspire.

CROW 4

4. El proyecto Fachadas bogotanas de Lizeth León, que integra la escritura y la ilustración para contar las distintas formas de habitar Bogotá, recolectó $11.306 de los  $8.500 dólares fijados como meta, es decir 133%. La campaña se llevó a cabo en la plataforma Indiegogo Los aportes iban desde los 16 hasta los 700 dólares. Las recompensas incluyeron libros autografiados, imanes de nevera, separadores de libro, postales, afiches, dibujos de fachadas por encargo, mención en la página de agradecimientos del libro, ilustraciones originales enmarcadas, entre otras, dependiendo del aporte.

La primera clave en la difusión fueron las redes sociales, particularmente Twitter –la de mayor alcance de la artista–. Durante cuatro meses, ella hizo el trabajo de crear una comunidad en torno al libro: compartiendo los dibujos de las fachadas que hacía a diario, documentando todo el proceso de creación y recorridos, integrando a sus seguidores con sus anécdotas y ofreciéndoles la posibilidad de ser sus guías en los recorridos. Así consiguió la colaboración de, entre otros, Juan David Ortiz, un seguidor del proyecto que le ayudó a realizar el video oficial del proyecto.

Otro canal fundamental fueron los medios de comunicación. No pagó por difusión sino que llegó a las personas justas en cada medio, que habían mostrado interés por el proyecto siguiéndolo en redes. Durante la campaña, la idea fue reseñada en más de veinte medios, incluido El País de España.

También fue importante el voz a voz: correos a los más cercanos, presencia en eventos en los que buscaron la forma de participar de manera creativa y eventos propios, como exposiciones, que permitieron que la gente conociera el trabajo original, hablara con Lizeth y diera su aporte en efectivo.

5. El director colombiano Juan Diego Escobar tiene el mérito de haber llegado a la página principal de Indiegogo, algo que pocas campañas alcanzan porque a esta plataforma diariamente sube muchísimos proyectos. Además, logró recaudar $19.935 dólares para la película Share with me your brightest colors, alcanzando 122% de la meta. Aquí hay una lista de las estrategias que llevaron a esta campaña a ser tendencia.

CROW 5

separador

Realizado con la colaboración de 
Crowdfunding a la colombiana

separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

RECOMENDADOS

RELACIONADOS