POR: Luis Daniel Vega Martes, 10 Diciembre 2013

 

En este bestiario musical colombiano hay cinco canciones exclusivas,
de diferentes géneros, para descarga libre.

Andrés Gualdrón y los Animales Blancos | Ciervo de dos cabezas | Independiente | 2013

De los raros especímenes que podemos encontrar en el bestiario musical colombiano, los Animales Blancos son quizás los que más se resisten a la taxonomía precisa. Comandados por el cantante y percusionista bogotano Andrés Gualdrón, se estrenaron en 2011 con un disco homónimo que, según él mismo, era una suerte de catarsis introspectiva. Dos años después, el asunto es a otro precio. Pese a que de entrada creemos que se trata de un compendio de retahílas y melodías oscuras (¡ojo a las perturbadoras portadas que nos muestran seres tricéfalos, algo travestidos y con sonrisas siniestras!), Ciervo de dos cabezas es, más bien, un disco luminoso, arriesgado y muy atrevido. Del pegajoso groove ruidoso de “Braulio” –canción que se puede descargar libremente–, pasamos a sartas indescifrables como “El ortodoncista” o la calma de “Saturno”, un tema en el que Gualdrón demuestra que tiene madera de cancionista. Cuatro entremeses al lado de Los Pirañas le suben el ánimo tropical a la grabación, al tiempo que “Mariavela” nos recuerda el desparpajo del no wave neoyorquino, gran influencia en esta nueva etapa de la banda. Acá no hay lugar para las discusiones áridas: la música de los Animales Blancos puede estar en el rock, en la canción melodramática experimental, o en el pop incrédulo. Es decir, ¡en muchos lugares y en ninguno!

La República | Fiesta elegante | MTM | 2013

De la mano del pianista y arreglista Juancho Valencia –director de Puerto Candelaria–, La República se conformó en el año 2003 y debutó cinco años más tarde con Neotrópico, un disco explosivo que bautizó un estilo híbrido que mezcla con filigrana jazz, funk, rock, hip hop, salsa, timba, son y, por supuesto, porros, fandangos, currulaos y cumbias. Fiesta elegante, su nueva producción, consolida un género que ellos han llamado “neotrópico”. Desde la entrada nos sorprenden con “Somos lo que hay”, una venenosa timba rockera que le da paso a “Fiesta elegante” (corte en el que resuena el eco de las chirimías del Pacífico norte colombiano) y “Si tú me dices”, currulao en clave de timba en el que hace su aparición estelar Herencia de Timbiquí. De ahí en adelante, todo en este disco es un gesto de fina coquetería para los bailadores y un placer para los oídos, como sucede con “Flight to Jordan” (sorprendente versión del clásico de Chet Baker), “Mundo loco” (cumbia en clave salsera) y “Son Havana”, homenaje a un legendario garito rumbero de Medellín.

César Quevedo | Amarillo | Fundación El Silencio | 2013

Desde hace cinco años hemos podido ver a César Quevedo en la retaguardia de los Meridian Brothers, marcando el ritmo con su estilo de bajo cumbiero, psicodélico y sabanero. Lo que muchos no saben es que este tipo callado, discreto y dueño de un humor corrosivo, es tal vez uno de los guitarristas clásicos más diestros en el ámbito de la música de cámara en Colombia. Estudió guitarra en la Universidad Javeriana y realizó una maestría en interpretación en el Koninklijk Conservatorium de La Haya, Holanda. Hizo parte del ensamble de música contemporánea Modelo 62, del dueto de tango instrumental La Curda y, en la actualidad, es uno de los miembros del trío de guitarras Trip Trip Trip. Luego de editar en el año 2012 su primer disco al lado del trío, Quevedo decidió grabar Amarillo, su debut como solista, en el que se enfrenta a un repertorio complejo y difícil. Desde obras del japonés Toru Takemitsu, el cubano Leo Brower, el brasileño Egberto Gismonti y los colombianos Camilo Giraldo Ángel y Eblis Álvarez, el guitarrista hace gala de una disciplina rigurosa que contrasta con su oficio –también milimétrico– al lado de Meridian Brothers. ¡Disco ideal para cerrar los ojos y dejarse llevar! Solo para provocarlos, les dejamos para la descarga “Espejos en el agua”, el primer movimiento de la obra “Austral”, original de Ángel.

Los Toscos + Tony Malaby | Kalimán | Matik- Matik |2013

Desde hace cinco años, Matik Matik se ha constituido en un importante epicentro de la creación musical capitalina en lo que tiene que ver con el jazz, la improvisación libre, la música de cámara, el ruidismo y la electroacústica. Allí se han grabado varios discos dentro de los que se destaca Kalimán, una reunión inédita entre Los Toscos (integrado por Santiago Botero, Kike Mendoza, Juan David Castaño y Jorge Sepúlveda) y el saxofonista norteamericano Tony Malaby, uno de los referentes más claros del jazz contemporáneo. Contrario a lo que podría parecer, aquí no hay cuatro bogotanos acompañando a un músico de alto calibre. Más allá del complejo paternalista, lo que nació en la visita de Malaby fue camaradería y diálogo sin complejos como quedó registrado en los cinco cortes de una sesión llevada a cabo el 11 de mayo de 2013. Densidad, buenas dosis de improvisación pura y dura, grooves irregulares y atmósferas meditativas es lo que podemos encontrar en un disco interpretado por un combo de entusiastas que se integran como si se conocieran de toda la vida. Para la muestra, el templado acople de “Abuelo, el”, pieza que compartimos para descargar.

Daniel Correa y los Locos del Ritmo | Pólvora pura | Radiola Estudio |2013

Aunque es cierto que el jazz gitano se ha impuesto recientemente en Colombia gracias al ascenso meteórico de Monsieur Periné, no podemos desconocer que la sobreexposición mediática de esta buena banda ha opacado el trabajo de otros combos que se la han jugado por revitalizar una vertiente acuñada en la década de los años treinta por el guitarrista Django Reinhardt. Claro, la culpa no es de Periné, se la achacamos a los medios que, por lo general, prefieren dejar de explorar debajo de la superficie donde podemos encontrar joyas como Burning Caravan o Daniel Correa y los Locos del Ritmo, esta última, banda que acaba de lanzar su debut Pólvora pura. Desde la nostalgia del klezmer, algo de soul, beat balcánico, ranchera, swing y, por supuesto, manouche, los Locos del Ritmo hacen combustión con canciones frenéticas como “Soles de coral”, “Dos estados” y “Las ferias de San Miguel –la cual ponemos a disposición para descargar gratuitamente–. La voz desaliñada de Correa (clara referencia a Calamaro y Leonard Cohen) es idónea para cantar despechos e historias que parecen sacadas de una película de carretera.


Y si ya se leyeron toda esta carreta –o la ignoraron–, aquí están las canciones para que las descarguen libremente.

SONIDOSVOL2

separador
Aspectos Legales

• Descargue libremente estas canciones.
• Todas las canciones tienen una licencia Creative Commons.
• Puede descargarlas y compartirlas libremente siempre y cuando cumpla la siguiente atribución:
   Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor.
• No busque fines comerciales.
• No altere las canciones.
• Para más información: Licencia Creative Commons.
• Atribución No Comercial No Derivada 2.5 (Colombia)

 

Etiquetas:

Descarga Música Rock

RECOMENDADOS

RELACIONADOS