POR: Andrea Melo Tobón Martes, 24 Febrero 2015

Un festival es mucho más que músicos y comida. Estéreo Picnic creó una propuesta que busca llevar a los asistentes a los límites de la realidad. Estos son los rostros detrás de la magia.separador

E

stamos muy acostumbrados a quejarnos porque sí y porque no. Que la calidad del sonido es perversa, que los horarios de los artistas son un insulto, que queda muy lejos, que los mismos músicos no merecen estar ahí, que, que, que… No queremos sermonear a nuestros lectores pero sí proponerles que, mientras se inventan un festival a su gusto, se fijen en lo que está pasando en el país.

“La experiencia” no es sinónimo de canas. En este caso, es el “viaje” de un asistente en un festival, lo memorable, lo mágico, lo único. Esta es la principal apuesta del Estéreo Picnic que creó, para la edición 2015, una campaña publicitaria y artística muy particular: monstruos psicodélicos, lanudos y extravagantes que transmiten las emociones que se viven en un encuentro musical. 

Lina María Barrios y Juan David Figueroa fueron los artífices de esta propuesta. 

Lo que acaban de ver nació hace meses gracias a una reunión de la agencia Milagros y los chicos de Absent Papa y T310 que se dedicaron a exprimir cada recuerdo para descubrir la esencia del festival. Así fue como nacieron euforia, locura y hermandad, las emociones elegidas para representar el espíritu de este encuentro musical en forma de monstruos. Se inspiraron en trajes de fertilidad como los de la tribu Kukeri. Otras sensaciones consideradas inicialmente eran libertad, adicción, nostalgia, contemplación y anhelo; esta última estaba, incluso, en el storyboard, pero finalmente decidieron excluirla.

Estereo-Picnic1

Lina y Juan buscaron referentes de los festivales más grandes del mundo, explorando cómo hacer una pieza con bajo presupuesto pero de gran factura. Por un lado, buscaron a la artista Katherine Dossmann, una colombiana residente en Buenos Aires especialista en dar vida a seres fantásticos, quien fue la que hizo que estas emociones tuvieran rostro y cuerpo. “Fue un proceso a larga distancia pero que se trabajó todos unidos de la mano, tratando de llegar al personaje ideal que tenía cada uno en su cabeza”, dice Juan. Por otro lado, se ahogaron en toda clase de ideas de esta corriente de artistas que vienen experimentando con ingredientes caseros como químicos, tintas y pinturas para crear milagros ante el ojo humano.

Estereo-Picnic2

Para lograr este impresionante video, que ya casi llega a las 60.000 vistas, los papás de Euforia, Locura y Hermandad tuvieron que dibujarlas en todas sus versiones, elaborar sus miniaturas y conocerlos en vivo y en directo. Lista Negra fue la empresa que hizo el vestuario y la anatomía de estas criaturas y Monarca, la productora encargada de hacerlos reales.

Más que antojarlos descaradamente por ver a estos extravagantes personajes, les contamos esta historia con la idea de ver otra cara de los festivales, de las posibilidades que da la realidad para superarla siempre un poco más. Si no nos creen, miren lo que estos chicos lograron con poco presupuesto y un solo día de grabación. Un atisbo de otros mundos que ciertamente ocurre cuando uno se enfrenta a la música sea cual sea su espacio.

Estereo-Picnic3separador

Etiquetas:

Colombia Música

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE

RELACIONADOS